A4 ¿Tocados y hundidos?

Foto: Elconfidencial.com

La victoria por la mínima sobre el Real Madrid cierra de manera estelar un periodo de siete días en los que el FC Barcelona ha dado diversos pasos de gigante para poder cerrar la temporada 2014/15 con la consecución de algún título importante. El vital triunfo en Ipurua previo al Clásico y la clasificación para los octavos de final de Champions League han tenido continuidad en un encuentro de aquellos que hacen afición, con múltiples alternativas en ambas porterías y que finalmente ha acabado decantándose del lado azulgrana gracias a la mayor eficacia de los hombres de Luis Enrique y a diversos factores con los que no contábamos como el excelente partido de Jeremy Mathieu.
La lesión de Sergio Busquets en El Madrigal provocó pánico en una afición culé que asimilaba temerosa el hecho de no poder contar ante Manchester City y Real Madrid con el hombre que mejor equilibra el juego del Barça. El mediocentro barcelonista entró finalmente en la convocatoria frente a los blancos pero su falta de ritmo obligó al técnico asturiano a prescindir de él de inicio ante un partido de máxima exigencia. La necesidad de situar a Mascherano en el eje del centro del campo incluía a Mathieu en un once inicial donde con toda seguridad no hubiera estado presente con toda la plantilla en perfectas condiciones, pero a la hora de la verdad el central francés, discutido durante la mayor parte de la temporada, ha resultado ser una pieza clave en el triunfo culé anotando el 1 a 0 en un remate inapelable a centro de Messi y realizando un encuentro más que correcto en tareas defensivas y en la salida del balón.

Foto: Pep Morata (MD)

A pesar de que el conjunto de Ancelottí llegaba al Camp Nou con el papel de víctima, rápidamente se observó que no iba a ser un encuentro fácil para el Barça. La recuperación en los últimos días de Luka Modric y Sergio Ramos en el bando merengue consiguió devolver a los blancos el nivel extraviado en las últimas semanas, logrando que los primeros 45 minutos de encuentro se decantarán del lado visitante a pesar de que el marcador reflejara un empate a uno.
Por parte barcelonista Neymar contaba sus acciones por errores, Messi navegaba semidesaparecido en medio del desconcierto generalizado azulgrana y el centro del campo culé no daba con la fórmula para hacer frente a un Real Madrid crecido.
Pero el silbato y Luis Suárez le dieron la vuelta al partido. Mateu Lahoz señaló el camino de los vestuarios para parar la avalancha blanca y en la reanudación una estocada marca de la casa del uruguayo propició el cambio de tornas. Los hombres de Ancelotti habían dejado escapar con vida al Barça y sin saber cómo volvían a encontrarse por debajo en el marcador, la frescura con la que pusieron contra las cuerdas a los locales en la primera mitad jamás fue la misma, y con un aumento de intensidad y la aparición del tridente atacante y algún que otro secundario el conjunto barcelonista tomó las riendas de un encuentro que pudo sentenciar en varias ocasiones.
Ni los más optimistas pudieron vislumbrar semanas atrás que después del Clásico el Barça aventajaría al eterno rival en cuatro puntos, no obstante la estrepitosa decadencia blanca en las últimas jornadas y la tremenda mejora de los hombres de Luis Enrique desde principio de año hasta hoy han volteado una situación que coloca al equipo culé en una inmejorable situación ante diez finales que bien pueden valer una Liga. Los azulgranas pueden permitirse un tropiezo en los diez partidos que restan, pero teniendo en cuenta que el calendario nos ofrece duelos ante Sevilla, Valencia, Atlético de Madrid o incluso la siempre incomoda visita a Cornella-El Prat nadie debería dar este campeonato por conquistado.

13
Foto: Neogol.com

El Real Madrid ha dado esta noche síntomas de mejora, con la recuperación de dos de sus puntales y la próxima incorporación de James Rodríguez al equipo, algo que convierte en factible un buen final de temporada blanco, los de Ancelotti pueden tener mucho que decir tanto en Liga como en Champions, de manera que a pesar de que hoy se ha dado un gran paso ganando la batalla del Camp Nou, la guerra está todavía por decidirse.
A la espera de que los ocho mejores equipos del continente busquen una plaza para “semis” en una competición donde la regularidad no es un requisito indispensable, si la Liga BBVA fuera una partida de “Hundir la flota” y con la historia mas reciente como ejemplo, podemos decir que con el Barça A4 el Madrid está “tocado” pero desgraciadamente ni mucho menos “hundido”.

Un pensamiento sobre “A4 ¿Tocados y hundidos?”

  1. Partido muy importante para el Barça en el que sin jugar demasiado bien consiguió una victoria que puede ser clave de aqui a final de temporada y de la que habrá que ver como se recupera el Real Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *