Adiós a la “Messidependencia”

12
Poder disfrutar año tras año de las genialidades de Leo Messi vestido de azulgrana, es sin duda un auténtico privilegio para cualquier seguidor culé. No obstante, en las últimas temporadas la presencia del mejor jugador del mundo en las filas del FC Barcelona se había tornado en parte, en contra del propio club. Con la llegada de Pep Guardiola al banquillo del Barça y la marcha de jugadores con un gran peso específico dentro del vestuario barcelonista como Ronaldinho o Deco, Leo Messi tomaba la responsabilidad de resucitar un equipo que yacía moribundo en la cuneta, tras el triste final de la temporada 2007/08. El apoteósico “sextete” logrado poco después provocó el adiós de otros pilares del equipo en cuanto a responsabilidad goleadora se refiere, Samuel Eto’o y Thierry Henry abandonaban Can Barça sin que sus substitutos consiguieran igualar sus cifras anotadoras, obligando a que Leo aumentara año tras año sus estadísticas para poder seguir sumando títulos. La famosa “Messidepencia comenzó a ser una realidad al comparar los números de Messi y los del resto de jugadores, y al observar una caída preocupante de la competitividad del equipo que variaba en función de la presencia o no del argentino en los partidos.
La “Gallina de los huevos de oro” del FC Barcelona acabó exhausta ante una total responsabilidad tanto goleadora como creadora sobre el terreno de juego, la cual derivó en la consecución de un único título de liga de los tres últimos disputados, incluyendo una última campaña a las órdenes de Gerardo Martino en la cual se le llegó a permitir dormirse en los laureles.

13
Con el inicio de la nueva temporada y las cinco victorias conseguidas hasta la fecha, hemos podido advertir una disminución de la responsabilidad que recae sobre Leo. El astro argentino continúa siendo evidentemente el jugador más desequilibrante del equipo, pero a diferencia de hace unos meses, los hombres de Luis Enrique son capaces de hilvanar meritorias jugadas de ataque sin que el balón pase obligatoriamente por los pies de Messi. La asociación entre Leo y el resto de jugadores es ahora optativa y no imprescindible, logrando que el crack barcelonista descargue parte de su responsabilidad en jugadores como Neymar, Iniesta o Rakitic que recogen encantados la invitación a ser parte vital de los éxitos de este Barça.
La victoria por 0 a 5 en el Ciutat de Valencia es el más claro ejemplo del reparto de tareas que se ha llevado a cabo en este equipo desde hace unas semanas. Cinco goles conseguidos por cinco jugadores distintos, la magnífica puesta en escena de un Neymar que empieza a asemejarse al jugador desequilibrante que debe ser, la figura emergente de un Ivan Rakitic omnipresente tanto en ataque como en defensa y un largo etcétera de motivos por los cuales el escepticismo que reinó la pretemporada azulgrana, ha ido convirtiéndose justificadamente en un optimismo moderado.

14
Optimismo que también se construye a través de las sensaciones que dejan los rivales directos, un fin de semana en que la bipolaridad del Real Madrid ha vuelto a tomar el mando del equipo para demostrar que la regularidad no es precisamente su mayor virtud. Los blanco dan una de cal y otra de arena a su afición, la cual desconcertada llega a pedir la dimisión de Florentino para siete días más tarde echar mano del babero con una buena exhibición de la apisonadora blanca en Riazor. Para más inri un Atlético que hasta hace poco era capaz de ganar todos los partidos por la mínima ahora se ha vuelto un tanto más vulnerable, logrando tan solo dos victorias en sus últimos cinco partidos oficiales, algo que parecía impensable viendo a los rojiblancos asaltar nuevamente el Bernabeu.
Cuatro jornadas transcurridas y el Barça aventaja a “colchoneros” y “merengues” en cuatro y seis puntos respectivamente, algo que hubiera firmado hasta el más optimista del lugar antes de iniciar la competición, en Can Barça el cartel de “en construcción” permanece colgado todavía en la puerta del vestuario, pero a día de hoy los resultados son excelentes y las sensaciones realmente inmejorables.

Un pensamiento sobre “Adiós a la “Messidependencia””

  1. La nueva faceta de Leo Messi solo puede ser positiva para el Barça y, como bien apuntas, no es la única señal para el optimismo, de manera que solo cabe esperar que el equipo siga afinando su juego hasta llegar al partido del Bernabeu dentro de un mes en el cual, según sea la situación del Madrid, se podria dar un golpe de mano en la Liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *