BARCELONA 92: ¿¿TE ACUERDAS??

El 25 de julio se cumplieron 20 años de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, el evento deportivo que colocó a la ciudad condal en primera fila del panorama internacional. Las de Barcelona han sido bajo mi punto de vista las olimpiadas mas exitosas organizadas desde ese momento hasta el día de hoy.

El hecho de tener por aquel entonces 12 años y gozar de vacaciones estivales  me permitió seguir los juegos de principio a fin viviendo numerosos momentos emotivos en los que el vello de punta era la tónica predominante. Unas instalaciones a la altura de los acontecimientos, una organización ejemplar y unas ceremonias de apertura y clausura que dejaron al mundo boquiabierto marcaron un antes y un después en el mundo de las olimpiadas. La ciudad se sintió orgullosa y afortunada de poder albergar un acontecimiento deportivo de tal índole, fué una experiencia inolvídable que nos hizo sentir el ombligo del mundo durante unas semanas. En ese momento Barcelona adquirió un respeto y una fama mundial que han perdurado en el tiempo. Cerca de 35.000 voluntarios prestaron su ayuda para que todo funcionase a la perfección y más de 13.000 medios de comunicación se encargaron de que el mundo entero disfrutase del espectáculo.

En lo estrictamente deportivo el combinado nacional sorprendió a todo el mundo al conseguir la asombrosa cifra de 22 metales. Normalmente optábamos a conseguir alguna medalla esporádica en alguna especialidad como la vela u otros deportes minoritarios pero en Barcelona destapamos el tarro de las esencias para estar presentes en la lucha por el podio en mas disciplinas de las que podiamos imaginar

Algunos deportistas nos regalaron momentos inolvidables donde la tensión y la emoción se mezclaban para desembocar después en una explosión de júbilo o en una triste decepción. Muchos de ellos nos levantaron de los asientos con el fin de ovacionarlos, ya fuera por haber conseguido la victoria o por haberlo intentado, e aquí la grandeza del deporte. Solo con escuchar las palabras “Barcelona 92” mi cabeza es bombardeada por cientos de imágenes a cual de ellas mas bella.

Recuerdo a un atleta llamado Fermín Cacho dejando atras a un grupo de africanos que contemplaban atónitos y con impotencia como un humilde y practicamente desconicido “soriano” iba a alzarse como campeón olímpico de los 1500 metros ante los gritos de éxtasis de todo el estadio olímpico de Montjuic.

Recuerdo también como la selección española de waterpolo encabezada por el gran Manel Estiarte y el tristemente desaparecido Jesus Rollán claudicaba ante Italia en la final olímpica tras tres prórrogas y ante una piscina abarrotada. La imagen de su desolación se esfumó de nuestras retinas 4 años mas tarde cuando se colgaron el oro en Atlanta ’96.

Recuerdo a un grupo de jugadores de baloncesto norteamericanos que nos deleitaron con la mayor exhibición jamas vista de este deporte, los Jordan, Pippen, Bird y compañía pasaron por encima de todos sus rivales hasta conseguir la medalla de oro con la misma facilidad con la que un niño se come un caramelo. Ante tal demostración muchos nos dimos cuenta de que la perfección si existe y tiene nombre propio: “Dream Team”

Recuerdo las lágrimas de Dani Plaza, marchador español que se colgó el oro en 20 km marcha, y las de su compañero de entrenamiento y rival aquel dia Valentí Massana que fué descalíficado injustamente cuando acariciaba la plata.

Y recuerdo como los jovenes Kiko, Alfonso, Guardiola, Abelardo, Luis Enrique y otros muchos que por aquel entonces eran unos chavales pusieron en pie un abarrotado Camp Nou que les ovacionó cuando contra todo pronostico consiguieron doblegar a Polonia en una final no apta para cardiacos.

Todos estos ejemplos son solo una pizca de todo lo que aconteció aquel verano de 1992, los años han pasado pero los recuerdos perduran y aunque me esfuerzo no puedo recordar practicamente nada de los juegos olimpicos que hemos vivido durante los siguientes años hasta el día de hoy.

Estoy seguro de que las olimpiadas de Londres 2012 tendrán muchos momentos emotivos y emocionates pero estoy convencido de que tendran que pasar muchos años aun hasta que se vuelva a repetir algo tan mágico y brillante como fueron los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92. Nuestros Juegos.

 

Un pensamiento sobre “BARCELONA 92: ¿¿TE ACUERDAS??”

  1. Para un aficionado al deporte nada es comparable a los juegos olímpicos; los juegos de Barcelona fueron los primeros juegos de los que guardo un recuerdo nítido tanto a nivel deportivo como a nivel social ya que paseando por los alrededores de la villa olímpica, al lado de mi casa, no era difícil ver a muchos de los mejores deportistas del mundo, de los deportes menos mediáticos (aunque por aquella época ser mediatico no creo ni que existiera) eso si, mi hermana todavía guarda alguna foto que se hizo con algunos deportistas (yo era más tímido y me limitaba a decirle quienes eran los que conocía y si ella lo consideraba digno de una foto y un autógrafo allí estaba yo para darle al flash). Tambien fueron los únicos juegos a los que por el momento he asistido como espectador y aunque no fueron pruebas demasiado importantes para mi sí tenían un significado especial pues tanto la competición de badminton como la de vela tenían sus sedes muy cerca de mi casa: el badminton se disputó en el pabellón de la Marbella, en el que años despues jugué a futbol sala de manera habitual y la vela se disputó en la zona del port olímpic (allí no habían gradas ni entradas, simplemente te acercabas por allí y veias lo que podías porque estaba lleno de gente) por la que habré pasado miles de veces.
    Cuando he empezado pensaba que iba a escribir un par de líneas, pero hablar de Barcelona 92 es muy especial y aunque no he dicho nada a nivel deportivo me estoy alargando demasiado.
    En muchos foros se considero que los juegos de Sidney 2000 y años más tarde los de Pekin 2008 fueron superiores a los de Barcelona 92 en varios aspectos, quizas sea cierto y en buena medida es normal por la evolución que marcan los tiempos, pero como muy bien dices en la última frase del post, los juegos de Barcelona fueron nuestros juegos y por muy buenos que sean los demás nada podrá cambiar ese recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *