Buenas vibraciones

messi
Al igual que los Beach Boys con su famoso “Good vibrations”, el nuevo Barça de Luis Enrique ha logrado crear una magnífica atmósfera de complicidad con su público. Cierto es que todos lo factores parecían los idóneos para que el inicio de Liga fuera placentero, puesto que inaugurar la competición en el Camp Nou frente a un equipo netamente inferior como el Elche convertía en propicia una clara victoria azulgrana. Sin embargo y dando una pizca de continuidad a la falta de puntería que evidenció el equipo la temporada pasada, las ocasiones se sucedieron pero los goles tardaron en llegar. De lo visto hoy sobre el terreno de juego no hay nada que nos permita lanzar las campanas al vuelo, pero nos invita a convertir el escepticismo en un optimismo moderado, puesto que además de la victoria por 3 a 0 con un juego más que aceptable, los seguidores barcelonistas vamos encontrando ciertos pilares donde poder empezar a construir y vislumbrar un Barça campeón. Una de ellas en la nueva sociedad M&M (Munir, Messi), la cual ha demostrado que dará mucho de que hablar en un futuro no muy lejano. A un Messi renovado e implicado en el trabajo de equipo, se le ha unido el descaro y la calidad de un joven que en poco más de cinco meses, ha pasado de jugar con el juvenil del FC Barcelona a formar parte del once titular del primer equipo marcando su primer gol.
Además de las actuaciones individuales, donde todavía hay jugadores que deben pulir diversos aspectos de su juego, otra nota positiva de los visto frente al Elche es el trabajo colectivo de los hombre de Luis Enrique, los cuales han vuelto a transmitir ciertas sensaciones que se echaron en falta la pasada campaña. La intensidad con la que el equipo ha atosigado al rival ha recordado en ciertas fases del partido a un Barça de otra época, un Barça que podía perder los partidos pero dejaba todas sus fuerzas sobre el terreno de juego.

lucho
Por su parte Luis Enrique ha disfrutado de un debut plácido, algo que siempre es de agradecer, a pesar de que la edad de oro del FC Barcelona empezase con una derrota en Soria. El asturiano no ha tenido dudas ni tan siquiera a la hora de formar el once inicial, puesto que las bajas de Luis Suárez y Neymar, y los problemas gástricos que ha arrastrado Pedro durante toda la semana han facilitado las cosas al bueno de “Lucho”. Bien el ataque y el centro del campo, pero continúa la incertidumbre con la linea defensiva y la portería, donde el Elche no ha sido capaz de despejar las dudas que se ciernen sobre Mathieu y Bravo, aunque para ello probablemente tan solo debamos esperar siete días, donde un Villareal más correoso se encargará de poner a prueba al nuevo Barça en El Madrigal.

atletico
El primer partido oficial del conjunto barcelonista ha sido de lo más esperanzador, pero tenemos precedente de sobra para que nadie se confíe lo más mínimo. Sin ir más lejos hace aproximadamente 365 días el Barça de Martino endosaba un 7 a 0 al Levante en el debut del argentino, algo que creó unas expectativas desmesuradas sobre el equipo que posteriormente jamas se cumplieron, y sin tanta demora en el tiempo, algunos hablaban de un “sextete” ficticio hace apenas unas horas y el sueño se tornó en pesadilla antes incluso de que alguien fantaseara con él, no nos extrañemos pues si en unos cuantos meses empiezan a nacer niños en la capital con las seis copas en la frente a modo de antojo.
El balón ha echado a rodar por fin, meses de verano sin competición donde el mundial ha actuado a modo de oasis para hacernos más llevadera la abstinencia futbolística. De momento aguas calmadas tras una pretemporada poco atractiva pero al parecer provechosa, que parece haber logrado el objetivo de ir conjuntando unos jugadores y una idea, algo vital para que este Barça pueda llegar a convertirse en lo que poco a poco dejó de ser, un equipo campeón. Ni la expulsión de Mascherano, ni el gato negro que ha deambulado por el estadio durante unos minutos, han impedido que el equipo de Luis Enrique dejara buenas vibraciones en su debut, claro está que el merengue que ha soltado al “minino” ha conseguido que más de un culé de la vieja escuela se haya santiguado y haya entonado aquello de “aquest any tampoc”, pero con sangre nueva y renovada sobre el césped ni el “mal fario” debe afectar en el resultado, ya se ha visto que para M&M no hay supersticiones que valgan.

mm

Un pensamiento sobre “Buenas vibraciones”

  1. Del partido de ayer no creo que se deban extraer demasiadas conclusiones, pero si algo destacó por encima de lo normal fue la sensación que dejó Leo Messi, mucho más próxima al de sus mejores dias que a la versión de la temporada pasada; y todos sabemos que si Messi está a su mejor nivel el Barça dispone de un plus que ningún otro equipo en el mundo posee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *