Cornellà – Munich – Berlín

13
Una nueva travesía dio comienzo el pasado sábado con la trabajada victoria del FC Barcelona en el Power8 Stadium de Cornellá-El Prat. El Barça superó con solvencia el desagradable escollo que suponía visitar a un RCD Espanyol hipermotivado, ante la posibilidad de entregarle en bandeja al Real Madrid el liderato de la Liga BBVA, un hecho que de haber sucedido bien hubiera podido resultar definitivo para el devenir de esta competición.
A diferencia de otros años, en los que el equipo azulgrana sufría de lo lindo para salir victorioso del estadio blanquiazul, es esta ocasión los hombres de Luis Enrique no otorgaron posibilidad alguna a un rival ciudadano que en todo momento estuvo a merced de su contrincante.
En un primer tiempo para enmarcar, tan solo las buenas intervenciones de Kiko Casilla evitaron que el partido quedara visto para sentencia antes del descanso. La posesión fue en todo momento visitante y tan solo algunas fases de desconcierto en el segundo tiempo y la rigurosa expulsión de Jordi Alba, provocaron algún pequeño arreón “périco”que en ningún momento puso en peligro la victoria culé en un partido de vital importancia.
Y es que puestos a mirar el calendario, tan solo encontramos una jornada en la que el Barça pueda sentir pánico ante un hipotético tropiezo. Tiempo atrás se habló de las visitas a Sevilla, Espanyol y Atlético de Madrid como los grandes escollos que le quedaban por superar a este equipo antes de poder cantar el alirón. En el Sánchez Pizjuán perdimos el único comodín que nos quedaba, en Cornellá-El Prat el conjunto azulgrana dejó de lado cualquier tipo de miedo escénico para superar con claridad al eterno rival barcelonés, de manera que con todo el respeto del mundo hacia Getafe, Córdoba, Real Sociedad y Deportivo, podríamos marcar como única final el trascendental encuentro del Vicente Calderón.

14
Algo a tener en cuenta de cara a ese compromiso es la situación de los rojiblancos en la tabla, una vez llegados a la penúltima jornada habrá que ver si el Atlético goza de una ventaja razonable sobre sus inmediatos perseguidores en la lucha por la tercera plaza, la última que otorga el derecho de disputar Champions sin tener que pasar por inoportunas fases previas. De ser así, habría que preguntarle a todo seguidor colchonero si estaría dispuesto a colaborar con la causa blanca sin que el Atlético viera favorecidos ninguno de sus intereses, algo que francamente resulta difícil de creer. De manera que si los resultados acompañan, quizás la travesía que da nombre a este artículo no deba ser alterada para añadir Madrid como otro de los destinos obligatorios donde jugarse el todo por el todo.

15
Donde sí deberá aterrizar el Barça para sufrir de lo lindo será en Munich. El “destino” quiso que los que fueron discípulos de Pep Guardiola deban enfrentarse a su maestro en busca de una plaza para la finalísima de Berlín, mientras que el Real Madrid lo hará ante una Juve que sufrió de lo lindo para dejar en la cuneta al Mónaco y con la tranquilidad que otorga disputar el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu.
Para ser campeón de Europa debes superar a cualquier equipo que se interponga en el camino, pero la “suerte” tan dispar que están teniendo azulgranas y merengues en todos los sorteos de la últimas ediciones de la UEFA Champions League, enerva ya desde hace mucho tiempo a todo seguidor culé.
Sabíamos que podía ocurrir, que con el potencial de ambos equipos tan solo era cuestión de tiempo que Barça y Bayern, o mejor dicho que Barça y Pep tuvieran que enfrentarse tarde o temprano. El momento ha llegado y el azar o las bolas calientes han querido que sea en un marco incomparable como son unas semifinales de la máxima competición europea.
El que fuera creador de un engranaje capaz de practicar el mejor fútbol de la historia ve como sus conocimientos se giran en su contra, el Barça de Luis Enrique tiene identidad propia pero está asentado sobre las bases que Pep Guardiola instauró en el club a su llegada. El duelo está servido, el morbo también, especialmente en la “caverna”, donde las criaturas que en ella viven saltan y gritan extasiadas ante una inminente batalla en la que uno de sus dos rivales más temidos saldrá malherido.

16
A falta de averiguar quien se erige como campeón de Europa esta temporada, estaría bien que la UEFA empezara a realizar algunas modificaciones de cara a futuras ediciones. Con el fin de eliminar toda suspicacia con el tema de las bolas calientes en los sorteos, propongo que se saquen de un congelador en el mismo instante en que la mano inocente deba decidir la suerte de los clubes, de esta manera evitaríamos males innecesarios como el que sufrió Karl Heinz Riedle tras emparejar a Barça y Bayern en el sorteo del pasado viernes, o eso o unos buenos guantes de soldador.

17

Un pensamiento sobre “Cornellà – Munich – Berlín”

  1. El barça mantiene su buena línea y la ruta que da título a esta entrada y que parecía ciencia ficción a principio de año cada vez esta más cerca de hacerse realidad… pese a las bolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *