Delirio en Mestalla

11
El Barça volvió a vestirse de signo de interrogación en Mestalla. La trabajada victoria por 0 a 1 en un estadio tan complicado como el del Valencia supone una tremenda inyección de moral para el conjunto azulgrana, pero vuelve a sembrar algunas dudas sobre la puesta en escena del equipo tras los buenos encuentros frente a Sevilla y Apoel. La trayectoria hasta ahora de los hombres de Luis Enrique dibuja un sinfín de altibajos dignos de una etapa de montaña del Tour de Francia, con constantes subidas y bajadas que describen a la perfección la irregularidad que está demostrando hasta día de hoy el FC Barcelona. El hecho de que el triunfo se haya logrado en el último suspiro del partido, provoca un auténtico subidón de adrenalina que puede difuminar lo visto durante los noventa minutos, donde a lo largo de todo el encuentro el Barça ha vuelto a estar lejos de su mejor versión. Cierto es que Luis Suárez ha dispuesto de una ocasión clara de gol en la cual el delantero uruguayo ha decidido emular a Cardeñosa al enviar el balón al cuerpo de Alves cuando tenía la toda la portería para él solo, y que el ex del Liverpool ha anotado un tanto que ha sido invalidado por fuera de juego y que debía haber subido al marcador, pero en el cómputo general del duelo el equipo barcelonista ha vuelto a descender los escalones que había conseguido subir unos días atrás. La variante que Luis Enrique ha introducido en el centro del campo alineando a Busquets y Mascherano juntos por primera vez no ha surgido el efecto deseado, mermando el eje barcelonista de su calidad habitual y sin que dicha linea mostrara una mejora en la destrucción del de juego rival. Además Messi ha vuelto al estado de hibernación que mostró semanas atrás, acompañado de un Luis Suárez que probablemente ha disputado su peor partido desde que viste de azulgrana y un Neymar que continúa anclado en unas actuaciones pasables que lo liberan de las críticas y al mismo tiempo de los halagos.

12

Obviando los tres puntos, la parte positiva del encuentro en clave Barça tiene nombre y apellido, Claudio Bravo. El portero chileno puede considerarse como el causante de que el FC Barcelona continúe a tan solo dos puntos del Real Madrid tras una magnífica actuación en Mestalla, donde el ex de la Real Sociedad ha emulado al mejor Víctor Valdés para solventar con éxito una par de intervenciones de gran dificultad, las cuales han acabado resultando decisivas para la consecución de tres puntos de vital importancia para el futuro devenir del campeonato. Como suele ocurrir en la portería de Can Barça en los últimos años, el portero azulgrana ha tenido que intervenir poco, el peligro ha rondado en diversas fases del partido el área barcelonista pero las ocasiones claras del Valencia han sido contadas, por lo cual adquiere más mérito la actuación de Bravo obligado a intervenir acertadamente en jugadas aisladas.
A pesar de que las sensaciones no son todo lo buenas que algunos quisieran, sí es cierto que el Barça ha dejado definitivamente atrás el bache sufrido hace unas semanas. Las derrotas en el Bernabéu y ante el Celta dispararon unas alarmas que no se apagaron venciendo a Almería y Ajax, unas alarmas que han descendido su volumen a día de hoy con dos victorias claras frente a Sevilla y Apoel y un meritorio triunfo en Mestalla.
Real Madrid manager Carlo Ancelotti wants more goals from Cristiano Ronaldo - video
Salir victorioso de un estadio como el del Valencia y poder seguir la estela de un Real Madrid que cuenta sus partidos por victorias, resulta vital para las aspiraciones de este Barça de volver a lo más alto. Los de Ancelotti han sumado dos encuentros en que han dejado de ser una apisonadora, tanto en Basilea como en Málaga cosecharon sendos triunfos pero lejos de la brillantez y la perfección que los convertía en un equipo intratable, por eso resulta imprescindible que los de Luis Enrique sumen de tres en tres sea como sea, porque si hasta el mismísimo Barça del sextete tuvo sus momentos difíciles este Real Madrid también los tendrá con toda seguridad…y no estar ahí para aprovecharlo resultaría francamente imperdonable.

Un pensamiento sobre “Delirio en Mestalla”

  1. Completamente de acuerdo con tu visión del partido, donde lo más destacable, a mi entender, ha sido el mal resultado dado por el doble pivote Mascherano – Busquets que ha provocado problemas en la creación de juego y tampoco ha solucionado demasiado a nivel defensivo ya que el sistema valencianista, basado en balones largos a Negredo, no permitía mostrar sus virtudes al doble pivote culé.
    La victoria, de largo lo mejor del partido, debería reforzar a los azulgrana de cara al duelo ante el PSG ahora que el calendario liguero es bastante asequible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *