EL COMIENZO DE LA ERA TITO

El Barça 2012-2013 ya calienta motores de cara a la nueva temporada, la cual promete ser igual o más dura que la anterior ya que esta vez el equipo parte de una posición un tanto menos privilegiada que los últimos tres años. El hecho de no haber podido con el Real Madrid de Mourinho en la pasada liga obliga a los de Tito Vilanova a dar un puñetazo en la mesa y a demostrar que lo acontecido el año anterior solamente fue un bache.

Para empezar si el Barça quiere afrontar todos lo objetivos de la temporada con plenas garantías de poder conseguirlos debe ser respetado por las lesiones. La pasada campaña jugadores vitales para la salud goleadora del equipo se vieron mermados por lesiones que al final acabaron pasando factura. Villa y Pedro apenas pudieron aportar goles durante todo el año por dicho motivo y aunque Leo Messi se echó el equipo a la espalda y anotó una cifra escandalosa de goles se acusó en exceso la baja de estos dos jugadores. Con el “guaje” y el canario en plena forma la cosa puede ser muy distinta. Además el hecho de que hubiera lesionados en la delantera obligó a Pep Guardiola a darle demasiado protagonismo a jugadores que quizás no estaban preparados para ello, como puede ser el caso de Alexis Sanchez, que aun estaba falto de aclimatación en su primera temporada en españa, o Isaac Cuenca o Cristian Tello, jugadores recién ascendidos del filial a los que podías alinear en según que partidos fáciles en el Camp Nou pero no cuando te estabas jugando media temporada ante un Real Madrid o un Chelsea.

Con pocos movimientos en las altas y bajas del equipo, la gran incógnita de este comienzo de curso sera el entrenador. El vacio que deja Guardiola parece menos trágico por el hecho de que sea su mano derecha Tito Vilanova el que tome el rumbo de la nave, aunque no sabemos aun si ejercerá sobre el equipo una total continuidad a la política del de Santpedor o imprimirá un sello propio a la plantilla y al club.

La sombra de Guardiola es alargada y a su sucesor le esperaban un cúmulo de miradas y comentarios críticos sobre la nueva forma de trabajar del nuevo Barça, esto puede haber quedado aplacado por el nombramiento de Tito Vilanova, quien a buen seguro gozará de algo mas de credito del que hubiera disfrutado otro entrenador a lo mejor con mas reputación pero que no haya compartido tan de cerca la filosofía Guardiola.

Sin saber todavia nada de lo que nos aportará el nuevo mister nos queda la poderosa duda de saber si el caracter introvertido de este logrará mantener en calma un vestuario lleno de estrellas y altos egos como hizo su antecesor. La gestión que hizo del vestuario Pep fué para mi la clave del éxito culé, esperemos que Tito le de la misma o más importancia si cabe. La otra duda que nos plantea el caracter de Vilanova es el cara a cara con Mourinho. Durante la temporada habrá momentos, y muchos, en que el entrenador del Real Madrid buscará las cosquillas al del Barça y no parece que este último vaya a estar mucho por la labor de contestarle. La mayoría de la gente opina que Jose Mourinho se merendará a Tito Vilanova en las ruedas de prensa, pero nunca se sabe, al fín y al cabo no todos podemos presumir de haberle pegado un “collejón” a Mou.

Se ha dado pués el pistoletazo de salida a la era post Guardiola. Una época que todos sabiamos que llegaría algun día pero que no queriamos aceptar. No sabemos que nos deparará la temporada pero solo por el hecho de que el sucesor del banquillo blaugrana es quien es parece que todo va a cambiar lo menos posible. Desgraciadamente apostar por una política continuista no siempre sale bien, hemos tenido casos como los de Carles Rexach, quien después de ser durante años la mano derecha de Cruyff en un barça victorioso tuvo la oportunidad de coger el mando del vestuario culé, bien es cierto que entre Johan y Charly pasaron varios entrenadores por el banquillo del Camp Nou, pero la experiencia no fué de muy buen recuerdo, aunque claro esta aquellos eran otros tiempos que gracias a dios nada tienen que ver con el momento actual.

Lo único cierto es que Barça y Madrid se han puesto ya en marcha con el único objetivo de ser mejor el uno que el otro, porque la liga hace tiempo que se ha convertido en cosa de dos y ser mejor que tu rival directo te asegura practicamente el título. El Barça juega de memoria y si logra volver a tener la regularidad que le caracterizó las tres primeras temporadas de Guardiola puede volver a ser la apisonadora futbolística que asombro al mundo.

En cualquier caso Tito Vilanova no pasará desapercibido en la historia azulgrana, a buen seguro será recordado por devolver al Barça los éxitos deportivos perdidos el año anterior o por claudicar ante su mayor desafio y finalizar de forma gris el ciclo mas glorioso de la historia del club. Ahi es nada.

 

 

 

Un pensamiento sobre “EL COMIENZO DE LA ERA TITO”

  1. Del tema de las lesiones y la evolución que puedan tener los dos fichajes para el ataque blaugrana realizados la temporada anterior (Alexis, del que creo que hizo una temporada más que aceptable tenindo en cuenta las lesiones que tuvo y una adaptacion tanto al país como al sistema de juego que seguro le influyeron en mayor o menor medida y del que espero un rendimiento superior esta temporada, y Cesc, cuya temporada fue para mi decepcionante teniendo en consideración que ninguno de los factores que pudieron influir en Alexis Sánchez le son atribuibles y su rendimiento fue a menos segun avanzaba la temporada y en su caso solo cabe esperar una mejora importante este año) creo que dependerá buena parte de la suerte culé este año ya que el fichaje de Jordi Alba parece a priori una apuesta bastante segura y deja la plantilla prácticamente cerrada, con lo que si el ataque del Barça no sufre contratiempos y todos sus efectivos son capaces de estar a su mejor nivel se podria descargar algo de la carga que llevó Leo Messi la temporada pasada y éste hecho deberia reflejarse en una gran temporada.
    En lo referente a Tito Vilanova estoy totalmente de acuerdo en que su crédito es mucho mayor del que hubiera recibido cualquier otro técnico y solo nos que ir viendo como se desenvuelve en todas las facetas de su puesto (táctica, vestuario, prensa,…).
    Dicho esto no hay que olvidar que la temporada pasada acabo sin títulos importantes porque el barça perdió los dos partidos clave en el Camp Nou (Chelsea en Champions y Madrid en Liga), pero conviene no olvidar que fueron partidos que el barça pudo ganar perfectamente. Digo esto para recalcar que en ningún caso el barça ha bajado su nivel o debe variar completamente su plantilla y es que muchas veces una temporada de más de 60 partidos se acaba decidiendo en un par de choques decisivos… y no siempre se puede ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *