El enemigo en casa

barçaLlegados a este punto de la temporada, se pueden hacer encuestas de muchos tipos. ¿Quién ganará la Liga?, ¿Quién la merece más?, ¿Hasta donde llegarán los equipos españoles en Champions?, ¿Quién se alzará con la Copa del Rey?…pero lo único que parece claro a mi juicio, es que lejos de creer que Atlético o Real Madrid son mejores que este Barça, el peor rival que pueden tener los azulgranas a día de hoy son ellos mismos. Sin enamorar con su juego en ningún momento de la temporada, con el mejor jugador del mundo lesionado durante gran parte de la campaña, con jugadores fundamentales para el esquema del equipo en alarmante baja forma, y con un entrenador nuevo que intenta amoldarse a toda prisa a un ideal de juego explícito y a un club de las características del FC Barcelona, el Barça se ha mantenido en lo mas alto de la clasificación durante 22 de las 23 jornadas de Liga, ha pasado sin apuros la fase de grupos en Europa y se ha plantado con pie y medio en la final de la Copa del Rey. A poco que los azulgranas hubieran logrado vencer en campos como los de Osasuna y Levante, y no hubieran cometido la desfachatez de bajar los brazos ante el Valencia en el Camp Nou, esta Liga estaría en el zurrón, permitiendo al equipo encarar la fase decisiva de Champions con una tranquilidad y una frescura para los pilares de la plantilla, que sin duda aportarían un plus de calma al aficionado. Nadie duda, y quizás peco de perfeccionista, que es imposible no tropezar nunca, que incluso hasta las mejores versiones de este mismo equipo han tenido sus malas épocas, pero de alguna manera a pesar de los resbalones en años anteriores, los aficionados tenían la certeza de que el Barça en breve volvería a levantarse para arrasar con todo, como finalmente acababa sucediendo. Este año es distinto, el equipo no transmite seguridad, ni cuando arrasa ni cuando se hunde, y eso a falta de encarar la fase decisiva de la temporada y con una ventaja en Liga que se reduce a la simple diferencia de goles marcados y encajados, mantiene una sensación de incertidumbre en los seguidores, que solo el propio equipo puede erradicar con esa chispa que tanto echamos en falta, los que hemos vivido los mejores años de la historia del club. A pesar de todo esto, a finales de Mayo podemos estar celebrando muchas cosas, puesto que el fútbol no es un ciencia exacta, pero no poder asegurar que este equipo levantará título siendo netamente superior a sus rivales es una verdadera lástima.

Factores aliados

barça 2Ante los momentos de titubeo del conjunto azulgrana, hemos gozado de ciertos elementos que han jugado a nuestro favor, permitiendo que el equipo superase esas “pájaras” cuando podían haberse convertido en problemas mayores. En la ida de los cuartos de final de copa en el Ciudad de Valencia , los defensas del equipo “granota” decidieron regalarle un tanto al Barça al más puro estilo bombero torero, haciendo subir el empate al marcador en un partido en que el Barça no se encontró cómodo sobre el césped hasta ese momento. Días más tarde, y en la misma competición, defensor y portero de la Real Sociedad decidieron emular a sus semejantes del Levante con una jugada más ridícula si cabe, poniendo tierra de por medio en el luminoso con un segundo tanto que dejaba a su equipo al borde de la eliminación. Por último, el pasado domingo, y justo cuando el equipo azulgrana se sentía mas desubicado sobre el césped del Sánchez Pizjuán que Cristiano Ronaldo en un biblioteca, el juez de linea decidió echar un cabo al equipo de Martino no señalando un fuera de juego claro de Alexis en el tanto del empate culé. Si bien en alguna ocasión da la sensación que los jugadores azulgranas no aplican la intensidad necesaria a su juego para asegurar el éxito de los partidos, por ahora ciertos factores están añadiendo ese plus que le falta al equipo.

Que viene el coco

cityA menos de una semana para visitar el Etihad Stadium, la defensa culé atraviesa uno de sus etapas inseguras. El mejor Piqué no parece que vaya a estar presente en la cita, el jugador que llegó a desquiciar al mismísimo CR7 hace unos años se ha convertido en un jugador lento que se las ve y se las desea para frenar a delanteros de la Liga española de dudosa calidad. Carles Puyol sigue entrando y saliendo de la enfermería asiduamente, algo lógico si tenemos en cuenta que el capitán azulgrana, a pesar de ser un portento físico lleva a sus espaldas innumerables “batallas”defendiendo los colores del equipo. Mascherano y Bartra mantienen el nivel que se espera de ellos, aunque el jugador argentino continua dando recitales de vez en cuando de como llegar tarde al cruce. Y los Alba, Adriano, Alves y Montoya, aportan más en ataque que en sus tareas defensivas, donde últimamente no han tenido actuaciones excesivamente afortunadas. A todo esto, el Manchester City no esta todo lo entonado que estaba hace unas semanas. Los de Pellegrini han sufrido un bache en sus resultados y han perdido a Aguero para una temporada, pero a pesar de ello, Negredo, Navas, Silva, Toure Yaya o Dzeko pondrán a prueba a una linea defensiva culé que tendrá ante si una magnífica oportunidad para resarcirse o para sembrar dudas y dilemas hasta el final de temporada.

La reflexión

Los objetivos conseguidos hasta la fecha no eran excesivamente difíciles de cumplir. El equipo ha llegado al fatídico mes de febrero, donde año tras año suele encadenar malas rachas de juego y resultados, con los deberes hechos en las tres competiciones. A falta de que el conjunto azulgrana no sufra un batacazo inesperado en Anoeta (D10S no lo quiera), el Barça mantiene intactas sus opciones en las tres competiciones, algo digno de mención, aunque con una diferencia importante respecto al año anterior y a la mayoría de las temporadas en que Guardiola estuvo al mando de la nave. Si bien en años pasados las sensaciones que desprendía el equipo permitían un pequeño margen de error, esta temporada no parece que los tropiezos vayan a subsanarse así como así, de manera que como si de un escalador se tratara , aseguremos bien nuestras acciones, toda precaución es poca.

 

 

2 pensamientos sobre “El enemigo en casa”

  1. Solamente el paso del tiempo desvelará las interrogantes que planteas pero, siendo optimistas, parece que piezas clave del equipo como Messi e Iniesta van mejorando su rendimiento y si esta tendencia se mantiene se puede esperar un desenlace favorable a los intereses del Barça.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *