12

El Real Madrid campeón de la Euroliga

12
Hace escasos minutos, el Real Madrid se acaba de proclamar campeón de la edición 2014-15 de la Euroliga de baloncesto. El conjunto español ha superado al Olympiacos griego por 78 – 59 en su pabellón, el Barclaycard Center consiguiendo romper una sequía que duraba ya 20 años, cuando el equipo liderado por Arvydas Sabonis logró el título en la Final Four de Zaragoza en 1995 también ante Olympiacos.

El duelo de esta noche ha empezado como se esperaba; ambos conjuntos centrados en el juego exterior en ataque, mientras en defensa el conjunto madridista trataba de ahogar a Vassilis Spanoulis negándole sistemáticamente el 2×2 habitual del base griego y el equipo ateniense por su parte se basaba en los cambios constantes en defensa para evitar las ventajas que buscaban los exteriores madridistas en el bloqueo y continuación. Durante el primer cuarto, las estrategias defensivas se han mostrado acertadas y ni Spanoulis por parte griega ni Rudy Fernández por parte española han podido dominar desde el ataque, y, aunque Sergio Llull ha podido encestar un par de triples, el hombre más destacado del periodo ha sido Matt Lojeski que con sus 10 puntos ha permitido a Olympiacos cerrar el cuarto con ventaja (15 – 19).

En el segundo cuarto Pablo Laso ha tomado una decisión que se ha demostrado decisiva para el devenir del choque; Andrés Nocioni y Jonas Maciulis han sustituido a Llull y Rudy para aportar más físico desde las alas, pero su aportación no solo ha sido muy valiosa en defensa (Olympiacos se ha quedado en 9 puntos en este cuarto) sino que ambos han anotado los 15 puntos de un parcial de 15 – 5 que ha permitido al Real Madrid tomar las riendas del choque. Olympiacos, por su parte, ha tratado de buscar alternativas a la escasa producción de sus dos referentes ofensivos, tanto de Spanoulis como de Georgios Printezis, pero no han encontrado el camino (solo tres canastas en juego en éste periodo) y además se ha confirmado un problema apuntado en el primer cuarto y confirmado en el segundo: el porcentaje de tiros libres ha sido paupérrimo (12 de 26 al final del choque para un 46%), y en partidos decisivos este suele ser un factor clave.

El partido ha llegado al descanso con ventaja blanca de 7 puntos y en los compases iniciales del tercer cuarto la ventaja se ha estirado hasta los 11 puntos en lo que parecía el principio del fin para el conjunto griego, pero en poco más de tres minutos, los atenienses han conseguido un parcial de 0 – 12 de la mano de Lojeski, Printezis y Kostas Sloukas que les ha colocado un punto arriba, pero la respuesta madridista ha sido obra de un solo hombre: Jaycee Carroll ha logrado 11 puntos consecutivos en poco más de dos minutos y ha permitido mantener la renta con la que inició el periodo su equipo y encarar el último cuarto con ventaja.

En el cuarto periodo, el Real Madrid se ha dedicado a controlar el marcador a la vista de que Spanoulis no tenía su mejor día (destacable la labor de Marcus Slaughter en la defensa del 2×2) y a falta de solo 4 minutos el parcial del cuarto era de 9 – 9, pero en los últimos minutos el equipo español se ha encargado de no dar más esperanzas a los griegos, y ha cerrado la final con un parcial de 16 – 4 que le ha dado su noveno título continental y le permite sacarse la espina de sus dos derrotas en las dos últimas finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *