13

Fase final Eurobasket 2015

13
Ayer jueves concluyó la primera fase del EuroBasket 2015 que por primera vez en la historia han disputado 24 selecciones y se ha disputado en cuatro países diferentes. A causa del conflicto armado en su territorio, Ucrania no pudo hacer frente a la organización del campeonato y la solución fue repartir el torneo por todo el continente; Francia, Alemania, Croacia y Letonia han albergado la primera fase de la competición, y será Francia, concretamente en el Stade Pierre-Mauroy de Lille donde habitualmente disputa sus partidos el equipo de fútbol de la ciudad, donde se desarrollará la fase final.
La primera fase ha estado marcada por el desequilibrio entre los grupos, quizás debido al aumento de participantes y a una distribución previa al sorteo cuanto menos discutible, y a la igualdad habida en buena parte de los partidos que a priori se esperaba fueran más desequilibrados (aunque la mayoría de estos duelos acabaron cayendo del lado de la selección favorita). Pese a ese relativo equilibrio, no ha habido sorpresas destacables a nivel global más allá de la debacle de la selección rusa. No se esperaba gran cosa de Rusia pero si al menos que se clasificaran en grupo bastante asequible, pero los problemas han sido múltiples para los herederos de la imparable URSS. La convocatoria estuvo marcada por las bajas de todos sus jugadores NBA así como varios de los más destacados en Europa por diversos motivos, durante la preparación hubo una amenaza de plante por parte de los jugadores que obligaron al entrenador a readmitir a jugadores a los que había descartado y por si fuera poco sobre la federación pesaba una sanción que casi les priva de acudir al torneo. Con todos estos condicionantes resulta más comprensible la actuación rusa y solo cabe esperar que el flamante nuevo presidente de la federación, Andrei Kirilenko, sea capaz de poner en orden las cosas cuanto antes.

12
A partir de mañana sábado empiezan las rondas eliminatorias que vamos a tratar de analizar brevemente:

España – Polonia. España ha dejado malas sensaciones en la primera fase del torneo, con dos derrotas y solo una victoria convincente, la lograda ante Turquía. Pau Gasol lidera el torneo en anotación y poco más se le puede pedir, pero el trío exterior que ha llevado al Real Madrid a dominar en Europa no está aportando lo que se esperaba de ellos: Llull y Sergio Rodríguez se han mostrado irregulares y Rudy ni siquiera eso. Por si fuera poco la aportación del banquillo se limita a lo que pueda ofrecer Pau Ribas y el porcentaje de triples ha sido muy bajo en los partidos igualados. La defensa española es de las peores del torneo y Sergio Scariolo debería ser capaz de encontrar alguna solución a este problema si quiere que España tenga opciones de hacer algo grande. Polonia, se basa en una fuerte defensa liderada por el pívot de los Wizards Marcin Gortat para compensar su falta de talento en ataque. De este modo han podido mantener todos sus duelos en tanteos bajos e igualados, pero ante una selección como España, aun en horas bajas, no deberían suponer un gran escollo. España es favorita pero deberá mejorar bastante de cara a futuros cruces.

Grecia – Bélgica. Grecia se ha mostrado muy sólida en la primera fase liderada por el gran Vassilis Spanoulis. Ha ganado todos sus partidos de forma cómoda y en el único encuentro igualado fueron capaces de vencer a Croacia en su pista. Grecia ha funcionado bien en ataque y en defensa, ha repartido los minutos entre todos sus hombres y todos han aportado lo que se esperaba de ellos, dejando la impresión de ser uno de los más claros candidatos a medalla. Bélgica ha aprovechado la debilidad de su grupo (aunque fueron capaces de superar a Lituania en la que fue la mayor sorpresa hasta el momento) para llegar a octavos de la mano de los ACB Van Rossom, Hervelle y Tabu y el nacionalizado Lojeski, pero sería una sorpresa mayúscula que pudieran hacer frente a Grecia con la escasez de recursos, especialmente interiores, que presentan.

Francia – Turquía. Francia es la indudable favorita al oro. Con sus seis NBA al frente se ha paseado en la fase de grupos. Es la mejor selección a nivel físico con diferencia, el mejor rebote, con recursos en todas las posiciones, en ataque, en defensa,… y además juega en casa; hasta ahora no ha tenido rivales de nivel y quizás enfrentarse a Turquía en octavos pueda ser hasta favorable para ellos. Turquía ha presentado en el torneo hasta seis jugadores menores de 25 años poniendo más énfasis en el futuro que en el presente y jugadores como Cedi Osman han mostrado buenas maneras, pero con la peor defensa del torneo y una alarmante irregularidad (fueron capaces de ganar a Italia y de sufrir hasta la prórroga contra Islandia) poco pueden esperar ante Francia.

Eslovenia – Letonia. Eslovenia se ha limitado a ganar los partidos que debía ganar, pero no ha mostrado los recursos que tuvo hace algunos años. Su juego interior es especialmente limitado y su falta de rebote la pueden pagar ante una selección como Letonia, que ha aprovechado su condición de anfitrión y la escasa competencia en su grupo, cuyo mayor activo es la altura y la defensa. A priori el partido de octavos más descafeinado y el más difícil de pronosticar dado el escaso nivel de ambos contendientes.

Serbia – Finlandia. El tercer gran aspirante junto a Francia y Grecia es Serbia, que ha dominado el grupo más duro de la primera fase con holgura. Milos Teodosic y Nemanja Bjelica han liderado a una selección de gran poder ofensivo que además puede verse favorecida por un cuadro algo más asequible que el de sus rivales, empezando por Finlandia que se ha clasificado con más derrotas que victorias y que es más conocida por sus fieles aficionados que por su nivel de juego (aunque bastante han hecho con pasar ronda).

Croacia – República Checa. Pese a presentar una de las selecciones de mayor talento en los últimos años y a jugar en casa, Croacia ha dejado sensaciones agridulces en la primera fase: de los peores en porcentaje en los triples, bien en el rebote, poca aportación de Tomic Y Hezonja, buena aportación de sus aleros, mal en los igualados minutos finales ante Grecia… Croacia debe tratar de poner en orden ciertas cosas para superar a la República Checa que a punto estuvo de arrebatar el liderato de su grupo a Lituania con un inmenso Tomás Satoransky (por números el mejor base del torneo). Los checos han aprovechado la debilidad de sus rivales y con la mejor selección que han tenido en décadas aspiran incluso a dar un susto a Croacia, aunque será difícil.

Lituania – Georgia. Lituania cuenta con la mejor defensa de la competición y un gran poderío físico, pero sus sensaciones no han sido las mejores, casi pierden el liderato de un grupo muy débil y solo en un partido pudieron ganar con solvencia. Jonas Valanciunas está siendo el mejor pívot del EuroBasket, pero sus compañeros deberán aportar más en rondas futuras, ya que ante Georgia les debería bastar con lo que han mostrado hasta ahora.
La sorprendente victoria ante Croacia en el último partido del grupo le dio la clasificación a Georgia, con más derrotas que victorias, con el peor rebote del torneo y con muy pocos recursos. El jugador de Vitoria Tornike Shengelia es su referente ofensivo pero no bastará con su aportación para que Georgia vaya más allá en la competición.

Italia – Israel. Italia con su estilo anárquico de correr y tirar llevado a cabo por sus NBA Gallinari, Belinelli y Bargnani es capaz de lo mejor y de lo peor, su ataque es de los mejores pero su defensa es de las peores; dependiendo de cómo caiga la moneda se puede esperar cualquier cosa de ellos, pero si se cumple cierta lógica no deberían sufrir demasiado ante Israel, que se ha clasificado por la debilidad de sus rivales y que, pese a contar con jugadores importantes como Casspi o Eliyahu, no dispone de tanto talento como los transalpinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *