Fichajes a contrarreloj

Foto: Lamarea.com

Desde que se hizo oficial la investigación de la FIFA sobre el Real Madrid, Florentino Pérez ha iniciado una carrera a contrarreloj con el fin de cerrar nuevas incorporaciones antes de que una hipotética sanción del máximo organismo futbolístico le impida hacerlo en los próximos meses.

Visto el ejemplo del FC Barcelona, el Real Madrid ha decidido ponerse manos a la obra en busca de perfilar la plantilla de cara a la próxima temporada, anticipándose de esta manera a una más que posible sanción por irregularidades en la contratación de jugadores menores de edad. Dicha sanción, que ya cumple el Barça y que le impide realizar ningún tipo de alta hasta el mercado de invierno del próximo año, podría recaer también sobre el equipo merengue truncando de esta manera la planificación de la dirección deportiva de cara a la temporada 2015/16.

Con el fin de evitar que esto llegue a ocurrir, Florentino Pérez se ha encargado rápidamente de cerrar diversas incorporaciones que aseguren la continuidad del proyecto blanco. Jugadores como Marcos Asensio, Martin Odeggard, Lucas Silva y la posibilidad real de que Marco Reus hubiese firmado ya un acuerdo con el Real Madrid, evidencian una carrera contra el tiempo del presidente blanco, para dejar zanjados todos los contratos de los nuevos jugadores antes de que la FIFA dicte sentencia.

A pesar de que como es lógico en Madrid aseguran tener todo en regla respecto a los traspasos de jóvenes talentos, queda claro que los movimientos de la dirección deportiva merengue en estos últimos días dice todo lo contrario, de manera que no sería de extrañar que en los próximos días la noticia de la sanción impuesta al club merengue invada la actualidad deportiva. Además de Real Madrid también el Atlético se ha visto inmerso en la misma polémica, de manera que los tres clubes más importantes de la Liga BBVA corren serio peligro de ser sancionados sin poder fichar, algo que en su día fue motivo de mofa por parte la prensa madridista hacia el FC Barcelona y que como suele ocurrir podría acabar volviéndose en su contra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *