Florentino sí, Florentino no

11
El “culebrón” Casillas ha llegado a su fin. Que Iker tenía sus días contados en el Real Madrid estaba claro, no obstante lo que costaba de creer era que la despedida del hasta ahora portero madridista se llevara a cabo como si se tratara del adiós de un jugador cualquiera, de alguien que ha pasado de manera desapercibida por el club. Así ocurrió durante la jornada del domingo, Iker Casillas se sentó delante de un micrófono ante una multitud de periodistas, pero en la más cruda soledad en lo que a representantes del club merengue se refiere. Nadie se dignó a acompañar al mejor portero de la historia del Real Madrid para comparecer ante los medios, para dar apoyo a una leyenda del equipo blanco en el día de su triste despedida.
Iker habrá podido tener un comportamiento más o menos criticable, el aficionado del Real Madrid podrá tener una opinión más o menos favorable del que ha sido su portero durante más de quince años, no obstante el señorío del que tanto se jacta don Florentino Pérez cada vez que tiene ocasión ha vuelto a brillar por su ausencia, abandonando en la cuneta al que fuera hijo pródigo del madridismo durante los últimos tiempos.

12
Semanas atrás, después de que el FC Barcelona sumara por segunda vez un triplete histórico, todos asistimos a una entrañable despedida del que ha sido uno de los emblemas del barcelonismo durante más de una década. Xavi Hernández abandonó Can Barça entre la ovación de un Camp Nou que le devolvió al de Terrassa tan solo una pequeña parte de lo que este dejó sobre el césped, un adiós para enmarcar totalmente opuesto al que vivimos el pasado domingo con la rueda de prensa de su homónimo en el Real Madrid.
Desde “la caverna”, algún periodista enrolado en las milicias “Florentinianas” ha querido quitar hierro al asunto, atribuyendo la bonita despedida de Xavi a la euforia producida por la llegada de tres nuevos títulos al museo azulgrana, dejando caer que si la temporada no hubiera sido fructífera para los intereses culés la despedida de Xavi se habría podido parecer a la de Casillas. Los padres de Iker, ya sea por despecho o por cualquier otra razón, han declarado a la prensa que el Barça es un club señor, muy al contrario que el Real Madrid. Muchos no estarán de acuerdo, pero viendo algunas acciones dictaminadas desde la sombra por Florentino, como el hecho de que la cuenta de Twitter del Real Madrid dejara de seguir a la de Iker Casillas minutos después de que este confirmase su adiós, dejan en evidencia a aquellos que tantas veces han presumido ante un atril del famoso señorío blanco.

13
Tras la multitud de críticas recibidas por diversos sectores de madridismo, Florentino decidió en última instancia dar marcha atrás, e intentar despedir a uno de sus jugadores franquicia de una manera digna. El acto que tuvo lugar en el Santiago Bernabéu, en el que esta vez Casillas apareció acompañado del mandamás madridista, puede ser catalogado con muchos adjetivos, pero una vez más ninguno de ellos positivo. Falso, forzado, triste, hipócrita son varias de las etiquetas que pueden describir el acontecimiento con el que Florentino quiso silenciar las críticas hacia su persona, unas críticas que se hicieron palpables con los gritos de “dimisión” dirigidos al presidente por un numeroso grupo de aficionados que había acudido al estadio.
Iker Casillas se ha ido, y con él el eterno debate que dividía a la afición blanca en todos y cada uno de los partidos que el Real Madrid disputaba como local, no obstante y a pesar de que muerto el perro se acabó la rabia, quizás una nueva discusión ha empezado a florecer en el seno de la masa social merengue, una confrontación de ideas que ha dejado de lado al ex portero madridista y se ha centrado en alguien que ya abandonó el club por la puerta de atrás en una ocasión. Con un triplete azulgrana de por medio, una temporada para el olvido y un nuevo entrenador que no parece ilusionar a la afición blanca quizás el debate ha pasado de ser “Casillas sí, Casillas no” a “Florentino sí, Florentino no”, el espectáculo continúa.

Un pensamiento sobre “Florentino sí, Florentino no”

  1. Que se puede esperar de un hombre que solo tiene que mover un dedo para que todo el mundo baile al son que él quiere. Hace lo que quiere en el Real Madrid (fichajes, estatutos, o el mismo asunto Casillas,…), con los medios de comunicación (silenció a Jose María García, ruedas de prensa para atacar a medios de comunicación,…), con el gobierno (lo del caso Castor es de película),… pero en fín, probablemente es que unos simples mortales no seamos capaces de comprender lo que rodea a Florentino Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *