GOLPE DE AUTORIDAD EN VALLECAS

Así como el enfrentamiento ante los escoceses del Celtic se preveía aparentemente sencillo y se fue complicando conforme fueron pasando los minutos, el de ayer en Vallecas fue todo lo contrario. Claro está que el Rayo Vallecano no es un rival peligroso en los partidos como visitante pero cuando juega en su estadio su dureza como contrincante aumenta y de que manera, ya que tiene muy bien cogida la medida a su terreno de juego, el cual debido a sus pequeñas dimensiones y con un cesped siempre irregular hacen que jugar allí se convierta en un obstáculo difícil de superar con éxito. Y al contrario de lo ocurrido en el partido de Champions solo tuvimos que ver los primeros minutos de encuentro para darnos cuenta de que los hombres de Tito Vilanova habían saltado al campo con una concentración brutal donde cada uno de ellos tenía muy claro lo que tenía que hacer. Con una defensa de circunstancias por enésima vez esta temporada el Barça dejó muy claro desde el principio del choque que si el Rayo quería sacar algo provechoso del encuentro de ayer debería hacer las cosas a la perfección. Y lo mas importante sin duda fue la sensación que quedó una vez finalizado el choque de que el equipo había encontrado esa armonía y conexión entre sus jugadores que había escaseado en los encuentros de esta temporada, durante los noventa minutos se pudo ver que tanto a la hora de ponerse el mono de trabajo ayudándose mutuamente como en los momentos en los que tocaba crear peligro ya sea conjuntamente o por libre los azulgranas están cogiendo un tono magnífico que de seguirlo mostrando en los próximos compromisos puede desanimar y mucho a sus perseguidores, dando a entender que si no han fallado cuando se han mostrado débiles ni mucho menos van a hacerlo en la plenitud de sus cualidades. Con la victoria por 0-5 en Vallecas el Barça iguala el mejor arranque liguero de su historia con ocho victorias y un empate, si duda algo que como mínimo nos parecía improbable tras la marcha de Guardiola, la cosa cada vez pinta mejor.

En un comienzo de partido donde los rayistas  mostraron rapidamente una intensidad endiablada con el fin de complicar la salida del balón por parte de la defensa cule la posesión del balón no tenia dueño, algo que llamaba poderosamente la atención pero que poco tardó en cambiar, poco a poco los de Tito se fueron asentando y partiendo desde una defensa que ayer estaba formada por Montoya, Busquets, Adriano y Jordi Alba fueron empezando a sentar las bases de un encuentro que rayó la perfección por parte de los cules. Sin apenas oportunidades claras por ambos lados llegó el primer gol que a modo de bofetada dejó un tanto tocado al equipo madrileño, tras una recuperación en el centro del campo el balón llegó a Cesc que trazó una asistencia para Villa digna de todo un fuera de serie, y el asturiano como no hizo lo que mejor se le da, batió a Ruben sin despeinarse mejorando cada vez que salta al terreno de juego la media de goles por minutos jugados de esta temporada, un dato de escándalo que hace que nos tiremos de los pelos cada vez que lo vemos empezar un partidos en el banquillo. Sin fallos en ninguna de las lineas culés y con una circulación del balón de libro que desesperaba a los rayistas y a su entrenador el colegiado señaló el descanso, la cosa pintaba bien pero el resultado era corto.

 Y el comienzo de la segunda mitad no dió opción a una posible remontada pues al poco de empezar una jugada de tiralíneas acabó con el balón a pies de Montoya que se disfrazó de Alves para llegar hasta el lateral del área y mandar un pase raso que Messi se encargaría de controlar y convertir en gol transformando la posible remontada rayista en una auténtica quimera. El Rayo gozó de alguna aproximación al área de Valdes que entre este último y la defensa se encargaron de desbaratar, en cambio las llegadas que el Barça empezó a acumular con el equipo local volcado en busca del 1-2 hacian preveer una goleada que con el paso de los minutos se convirtió en una realidad. Primero Xavi a pase de Jordi Alba y después Cesc rematando de primeras un centro de Pedro destrozaron a un Rayo exhausto después de perseguir el esférico sin suerte durante muchos minutos. Y el mejor jugador del mundo se encargó de poner la puntilla, Messi hizo buena otra exquisita asistencia de Fabregas y se adentró en el área rival dejando sentado a Ruben con una facilidad pasmosa y empujando el cuero al fondo de la red con su pierna menos buena. Un festival que levanto el ánimo de los que veíamos al equipo falto de ritmo, y que nos permitió por fin gozar de una segunda parte sin que el pensamiento de un tropiezo nos rondara la mente, simplemente un partidazo de los de Vilanova.

Si el partido de ayer consiguió despejar la mayoría de las dudas que el equipo había ido acumulando durante el comienzo de la temporada también sirvió para que volviéramos a ver al jugador que hace poco mas de una año habíamos fichado del Arsenal inglés tras un culebrón inacabable y que parecía otro desde que vestía la camiseta azulgrana. Cesc volvió a ser el jugador que todos conocíamos antes de fichar por el Barça, además de trabajar por el grupo como todos destapó el tarro de las esencias con diversas asistencias que nos recordaron porque tanto tiempo de espera para su llegada y tanto dinero pagado por su traspaso debían valer la pena. Francamente este jugador ha llegado a desesperarme en varias ocasiones desde que fichó por el Barça pero aun está a tiempo de hacer lo que mejor sabe y demostrar su talento, como hizo ayer, espero que poco a poco vuelva a ser el Cesc que a todos nos encandilaba en la Premier.

En cambio la única nota negativa del encuentro bajo mi humilde opinión fue la confirmación del mal momento que vive el chileno Alexis Sanchez que tras saltar al campo sustituyendo a David Villa mostró su falta de confianza y el mal momento que atraviesa, ya que en los minutos que disputó sumo error tras error, algo que se hacia mas evidente por la perfección que rayaron ayer los demás jugadores que alineó Tito Vilanova. Esperemos que Alexis cierre las bocas que lo acusan de su bajo rendimiento pero lo cierto a día de hoy es que sus actuaciones como azulgrana esta temporada dejan mucho que desear, y con el “guaje” mejorando día tras día el chileno lo tiene imposible hoy por hoy para ser titular en este equipo.

El barça sigue con pie firme sumando victorias pero esta vez sin dejar ninguna duda a todo aquel que  pudo disfrutar ayer de su fútbol. El de Vallecas ha sido din duda el partido mas completo que han realizado los azulgranas en lo que llevamos de temporada y si el equipo consigue mantener este nivel de compromiso y juego durante un largo plazo de tiempo estoy seguro que no habrá quien pueda seguir este ritmo. Empieza la copa y en breve sabremos si Vilanova le da a esta competición la importancia que le dio su antecesor, de momento tanto en liga como en Champions las cosas no podían ir mejor, si a esto le sumamos que las diversas bajas que tiene el equipo se irán reincorporando en los próximos días el panorama es alentador. Este Barçá continua venciendo y ahora convenciendo.

 

Un pensamiento sobre “GOLPE DE AUTORIDAD EN VALLECAS”

  1. Muy buen partido del Barça en Vallecas, dando una buena imagen más allá del resultado y calmando las dudas levantadas tras los dos últimos partidos ante Depor y Celtic respectivamente. A mi entender la clave del partido fue aprovechar la primera opción clara de gol de la que dispusieron los azulgrana, ya que hasta ese momento el Rayo estaba presionando muy arriba y aunque no generó peligro real sobre la meta de Valdés (muy seguro ayer en las escasas ocasiones en que fue puesto a prueba) si que evitó en buena medida el control del juego habitual del Barça. Puede servir como contrapunto lo sucedido el martes ante el Celtic, donde Alexis tuvo un mano a mano nada más comenzar el choque que de haber sido convertido muy probablemente habría sido el inicio de un choque cómodo para el Barça y que acabó resultando en una victoria agónica. Tras el gol de Villa (no me pareció que hiciera un partido excepcional pero marcó la única opción clara de la que dispuso y en su caso es más que suficiente) el Barça pasó a tener un mayor control del juego pero como bién apuntas el marcador seguía siendo corto, pero poco después del inicio del segundo tiempo una gran acción de Pedro, Montoya (gran partido el suyo) y Messi supuso el 2 a 0 y a efectos prácticos el fin del choque porque de ahi en adelante poco hizo el Rayo mientras que el Barça logró tres tantos más y algunos más que podrían haber llegado.
    En referencia a las valoraciones individuales que haces sobre Cesc y Alexis, no podría estar más de acuerdo, ya que Cesc, al que también había criticado bastante en este inicio de temporada, esta remontando el vuelo y en los últimos partidos ha mejorado de manera muy destacable; ya no solo a nivel de goles o buenos pases sino, en mi opinión, a nivel de sensaciones, ya que cuando recibe el balón ahora se nota que algo puede pasar mientras que en el inicio de temporada no era esa la sensación que me dejaba su juego.
    Alexis por su parte no empezó muy bién el año pero el problema es que va a peor, con una evidente falta de confianza que le van a llevar irremediablemente al banquillo a poco que Villa vaya recuperando el fondo físico, y a largo plazo, le pueden llevar lejos del Camp Nou si se confirma la llegada de Neymar y el ascenso de Deulofeu de cara a la temporada que viene. Confiemos que tal y como está sucediendo con Cesc pueda darle la vuelta a la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *