Haciendo números

11
A tan solo tres jornadas del final del campeonato, Barça y Real Madrid continúan inmersos en una lucha que asegura emociones fuertes hasta el último instante. Los blancos no cejan en su empeño de presionar a los azulgranas hasta que las matemáticas digan basta, venciendo en todo un Sánchez Pizjuán donde el equipo local sumaba una cuantiosa cifra de partidos sin perder. Para la afición culé, el Sevilla-Madrid estaba marcado en rojo en el calendario, resultaba ser una ocasión propicia para que los de Ancelotti se dejaran algún punto, y como consecuencia de ello, más de media liga. Pero con un gesto digno de auténtico aguafiestas, Cristiano Ronaldo decidió volver a ser el de las grandes ocasiones, para mantener a su equipo en la lucha por el título con un hat trick de verdadero mérito. Tras las penosas imágenes que dejó del crack portugués frente al Almería, este volvió a centrarse para resultar decisivo de cara a las aspiraciones de su equipo, logrando tres goles que mantienen a los suyos a expensas de un hipotético tropiezo azulgrana.

12
Después de que el FC Barcelona superara su “Tourmalet” particular ante Sevilla, Valencia y el RCD Espanyol, el turno era ahora para el equipo madridista, quien ha empezado con buen pie una serie de partidos trascendentales de cara a poder alcanzar al Barça en lo más alto de la clasificación. La visita de los hombres de Luis Enrique al Vicente Calderón, centra todas las esperanzas blancas de un posible tropiezo culé, algo que parece poco probable a día de hoy pero que en cualquier caso les devolvería el liderato a una sola jornada del final.
Los barcelonistas afrontan sus siete finales con un tridente atacante en estado de gracia, los Messi, Neymar y Suárez encaran los partidos decisivos de la temporada en su mejor momento, algo que no puede decir el eterno rival, encomendado a un Cristiano que es capaz de mostrarnos lo mejor y lo peor con muy pocos días de diferencia.
A pesar de la presión que está ejerciendo el Real Madrid sobre el líder del campeonato, las cifras empiezan a cuadrar para que este Barça se presente de visita cordial en el Manzanares. Si todo sigue como está previsto, los hombres de Simeone alcanzarán la penúltima jornada del campeonato con la tercera plaza garantizada, de manera que tan solo unos cuantos maletines cargados de dinero podrían convertir a los rojiblancos en un rival peligroso para los hombres de Luis Enrique.

13
¿Que ocurriría si Florentino decide mandar un cargamento de billetes a los jugadores del rival ciudadano? Imagino que por supuesto estos serían bien recibidos por parte de sus destinatarios, no obstante resulta lógico pensar que a la afición atlética no le haría mucha gracia que sus jugadores colaboraran con la causa blanca, al fin y al cabo nadie imagina al Espanyol regalándole un liga al Barça simplemente por profesionalidad, en un encuentro donde no se juegue nada.
Y es que a pesar de que la relación entre merengues y colchoneros atraviesa por una etapa de cierta cordialidad, ningún seguidor atlético olvida las penurias sufridas en las últimas décadas, donde el Real Madrid humillaba al “pupas” una vez tras otra. Tampoco se olvida la final de Champions de la temporada pasada, donde a menos de dos minutos para el final, el Atlético acariciaba “la orejona” con la punta de los dedos, para finalmente acabar cediendo ante su vecino rico en un capricho del destino trágico y doloroso a partes iguales. Por último nos quedan los antecedentes de la vigente temporada, donde el Atlético se ha mantenido invicto frente al Real Madrid hasta en siete duelos directos, para finalmente hincar la rodilla en el octavo y más trascendental de todos ellos, quedando apeado de la competición más importante del año a manos del rival más odiado.

Barcelona's coach Luis Enrique (R) greets Atletico Madrid?s coach Diego ?Cholo? Simeone before the start of their King's Cup quarter-final first leg soccer match in Barcelona, January 21, 2015.  REUTERS/Albert Gea (SPAIN  - Tags: SPORT SOCCER)
Los números nos dicen a día de hoy que si el Barça quiere ser campeón de liga debe sumar los nueve puntos que quedan por disputarse , pues después de la victoria merengue en Sevilla resulta difícil creer en un tropiezo blanco. Los partidos en el Camp Nou frente a Real Sociedad y Deportivo deben saldarse con un triunfo local, pues de lo contrario no seriamos merecedores de levantar tal trofeo, de manera que todo deberá decidirse en un partido que temíamos hace unas jornadas y que ahora empezamos a ver con un optimismo moderado, un optimismo que se sustenta gracias a los números y a un sentimiento común de los dos equipos que deben enfrentarse, un antimadridismo que debería hermanar a azulgranas y rojiblancos con un único fin, hurgar en la herida de un Real Madrid que tan solo ha ganado una liga de las últimas seis disputadas.

Un pensamiento sobre “Haciendo números”

  1. Antes de llegar al partido del Calderón, el Real Madrid deberá enfrentarse a un Valencia muy complicado, con el cansancio acumulado del partido en Turín y sabiendo que tres dias despues se jugarán la Champions ante la Juventus; si logran superar este escollo me sorprendería mucho que el Atleti favoreciera al Real Madrid, aunque nunca se sabe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *