Klitschko supera a Jennings

12
La pasada madrugada se celebró en el mítico Madison Square Garden de New York el combate por los títulos mundiales del peso pesado (versiones WBA, IBF, WBO) entre el campeón ucraniano afincado en Alemania Wladimir Klitschko y el estadounidense Bryant Jennings.

Hacía siete años que el campeón europeo no peleaba en Estados Unidos y no se convertirá en un fijo de las veladas en Norteamérica con peleas como la que disputó ayer. Klitschko no varió ni un ápice su enfoque de los combates (y no tiene por qué hacerlo ya que ayer logró su enésima cómoda victoria y su 18ª defensa exitosa de sus títulos, la tercera mejor marca de la historia) y se dedicó a marcar la distancia con su jab de izquierda para ir apuntándose los rounds mientras amenazaba con su terrorífica derecha que tantos triunfos le ha dado, pero el problema fue que esta vez la derecha no apareció por ningún lado y la pelea fue una sucesión de asaltos prácticamente calcados que nunca lograron emocionar a la grada; por otra parte, no dudó en agarrarse siempre que fuese necesario para frenar las escasas acometidas de Jennings (incluso llegó a ser sancionado con un punto por abusar de esta estratagema).

El púgil americano, que empezó a boxear hace solo seis años y que hasta el año pasado trabajaba como mecánico en las instalaciones del banco de la Reserva Federal de Philadelphia, se presentaba en la pelea con unas condiciones atléticas por encima de las que presentaban los últimos rivales de Klitschko, y lo demostró, ya que su capacidad de aguante fue muy destacable, pero su ataque se limitó a buscar un golpe aislado que le diera el triunfo y que finalmente solo le alcanzó para llevarse dos o tres asaltos a lo sumo.

En resumen, una nueva victoria con escaso brillo de Wladimir Klitschko que mantiene la división máxima del boxeo en un letargo que ya dura demasiado y del que parece que nadie será capaz de sacarla, al menos mientras Klitschko mantenga su estado de forma actual.

El único púgil que aparece en el horizonte como una amenaza teórica es el campeón del mundo versión WBC Deontay Wilder, con el que ya se rumorea un posible combate para la unificación de los títulos pero del que no se tienen suficientes garantías de que sea capaz de afrontar un rival como Wladimir Klitschko, y si Wilder no lo consigue mucho nos tememos que solo su retirada pondrá fin al dominio del gran campeón ucraniano.

Será muy difícil que el mal sabor de boca que ha dejado este combate se repita el próximo sábado en Las Vegas, donde Floyd Mayweather y Manny Pacquiao disputaran la pelea más esperada desde la salida de la cárcel de Mike Tyson y la más esperada de la historia fuera de los pesos pesados, pero si hemos esperado tanto tiempo podremos esperar una semana más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *