11

Los “gozos” y las “sombras”

11
Tras un encuentro más igualado de lo que en un principio cabía esperar, el Barça ha cosechado ante el Ajax tres puntos de vital importancia de cara a poder luchar por la primera plaza del Grupo F. Resulta extraño ver como a pesar de que el equipo ha logrado vencer por 0 a 2 en el Amsterdam Arena y se ha asegurado de esta manera la clasificación para los octavos de final, la sensaciones que deja tras de si el conjunto barcelonista son totalmente contradictorias. Por una parte la afición azulgrana ha recuperado los motivos para volver a sonreír, después de dos derrotas consecutivas en liga los hombres de Luis Enrique han roto la mala racha con una victoria en la competición más prestigiosa del panorama internacional, se han asegurado estar en el bombo de los 16 mejores equipos del continente y por si fuera poco Leo Messi ha vuelto a marcar diferencias, igualando la cifra de 71 goles que ostentaba el madridista Raul como máximo goleador de la Uefa Champions League. Hasta aquí todo de color de rosa, pero lo cierto es que el que haya podido ver el partido habrá experimentado al final del encuentro una sensación de insatisfacción que poco o nada tiene que ver con lo que reflejaba el marcador al final de los noventa minutos. El Barça ha sacado adelante un partido crucial es cierto, pero la manera en que lo ha hecho durante la primera mitad ha rozado lo denunciable, llevando a cabo un brutal cúmulo de despropósitos que ha convertido el choque en un auténtico “correcalles”. El Ajax actual y el equipo holandés que maravilló al mundo hace unas décadas tan solo mantienen un factor en común, el nombre, sin ánimo de ofender los hombres de Frank De Boer quizás podrían luchar por una posición en mitad de tabla en la Liga BBVA, y ya no digamos en la Premier, sin embargo dicho grupo de jugadores se ha convertido en una apisonadora que ha arrollado al Barça en diversos momentos de la primera mitad del encuentro. Con una mayor pegada y un Leo Messi de nuevo “enchufado”, el conjunto azulgrana ha logrado que dicha circunstancia haya quedado en una anécdota para muchos, no obstante para los que no olvidamos que el Barça ya fue humillado, en cuanto a juego se refiere, en el Santiago Bernabéu, haber visto a los Xavi, Alves, Busquets, Rakitic y compañía desbordados ante un equipo muy inferior, no hace más que agrandar una herida abierta hace 10 días que lejos de sanar parece continuar infectándose.

12
Hablando de heridas el tiempo lo cura todo, un tiempo que necesita Luis Enrique para hacer creer a sus jugadores que sus enseñanzas los llevarán a buen puerto, un tiempo que necesitan los recién llegados para asimilar conceptos y comprender a que juega el Barça, un tiempo que desgraciadamente no sabemos si está dispuesta a conceder una de las aficiones más exigentes e impacientes del mundo, una afición que ve como el Real Madrid comienza a jugar peligrosamente bien al fútbol y el Barça todo lo contrario.
Por lo que hemos visto hasta ahora podríamos decir que este equipo está lejos de poder ser regular, por lo que de alguna manera una competición como la liga se pone cuesta arriba, algo que no ocurre con la Champions, un torneo en el que a pesar de que el nivel es superior sobretodo a partir de los cruces rara vez acaba saliendo como vencedor el equipo más temible o el que más lo merece. Este Barça está muy lejos de poder optar a levantar la “orejuda”, pero de aquí al mes de febrero pueden pasar mil cosas que eleven a los azulgranas al séptimo cielo y que frenen la ascensión meteórica del Madrid de Ancelotti. Del partido frente al Ajax debemos resaltar las cosas positivas, lo que ocurre es que a las dos decepciones sufridas en siete días hay que añadirle una pérdida de la posesión y del “norte” ante un equipo alarmantemente inferior.
Haciendo balance del duelo en el Amsterdam Arena nos llevamos a casa los “gozos” de la victoria, de la clasificación para octavos y de la vuelta del mejor Messi, algo que contrasta con una única “sombra” como es el despropósito futbolístico que hemos vivido en la primera mitad, lamentablemente una “sombra” demasiado alargada que no nos deja disfrutar como es debido de los “gozos” que se han cosechado en Holanda y que deberían servirnos para empezar a levantar cabeza tras una semana futbolísticamente otoñal; triste, gris y muy muy melancólica.

13

2 pensamientos sobre “Los “gozos” y las “sombras””

  1. Sin duda lo mejor de ayer es ver a Messi de nuevo enchufado, por que un jugador como el te resuelve partidos como el de ayer(esperemos verle así en las grandes citas).
    Caso aparte es el tema del pésimo estado de forma de Alves, lo de ayer fue escandaloso, y eso propició que la pareja de centrales dudaran y dieran más oportunidades a un equipo inferior como es el Ajax.

  2. Sin ser tan radical, si estoy de acuerdo en que el Barça emitió señales contradictorias durante el duelo contra el Ajax; un primer tiempo manifiestamente mejorable con momentos de descontrol preocupantes y un segundo periodo mucho más adecuado a lo que se espera del conjunto azulgrana. A la espera de batirse por el primer puesto del grupo ante el PSG en algo más de un mes, el Barça debe seguir ajustando ciertos aspectos que le permitan mostrarse más regular en su rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *