VUELTA SUPERCOPA DE ESPAÑA

La de hoy ha sido una noche triste para el barcelonismo. La que era una gran oportunidad para dejar tocado al eterno rival levantando un título en su propio estadio y aventajándolo en cinco puntos en la liga con tan solo dos jornadas disputadas se ha convertido en una auténtica pesadilla que a buen seguro habrá ayudado a reforzar la confianza del conjunto blanco, que llegaba a este choque con un panorama bastante dantesco y sale del mismo con una victoria moral sobre su mas directo oponente. Intentando analizar lo ocurrido friamente, lo cual es complicado puesto que hace breves instantes que Iker Casillas ha levantado el trofeo que acredita al Real Madrid como campeón de la Supercopa de España, podriamos dividir el encuentro en dos partes con un claro adjetivo cada una de ellas:

Los primeros 45 minutos podriamos calificarlos de “espeluznantes”. Para los que hemos seguido al equipo con asiduidad durante los últimos años ha sido muy doloroso ver el “baño” que han sufrido los hombres de Tito Vilanova durante la primera mitad. Debo remontarme al final de la era Rijkaard  para recordar la pesadilla que sufrimos todos los culés cayendo derrotados en el Santiago Bernabeu  por 4-1 tras hacerle el pasillo de campeón de liga al Real Madrid, dando además una imagen deplorable de equipo venido a menos. Desde bien pronto ya se ha podido observar que algo fallaba en el engranaje blaugrana, sin apenas tener posesión de balón (algo a lo que no estamos acostumbrados) las ocasiones blancas se han sucedido una tras otra sin que nadie hiciera nada para remediarlo. Una defensa totalmente desacertada tanto a la hora de empezar las jugadas como a la hora de deshacer el peligro que creaba la delantera del Madrid daba paso a una media desconocida donde ningún jugador conseguía hilvanar dos pases seguidos, y la delantera por supuesto ante la poca llegada de balones han sido un espectador mas de la avalancha de juego merengue.

 

Un error infantil de Mascherano ha dado pie al primer gol anotado por Higuain y otro de Piqué que incomprensiblemente le ha dado la espalda al balón cuando este se dirigia hacia su posición ha desenbocado en el segundo anotado por Cristiano Ronaldo, con la colaboración de Victor Valdés que a pesar de no estar acertado en la jugada ha tenido intervenciones de mérito ya que el resultado al descanso podía haber sido tranquilamente de cuatro o cinco a uno. Y una vez mas el autor del gol azulgrana ha tenido que ser el de siempre, Leo Messi. La inoperancia atacante y goleadora de algunos delanteros del Barça empieza a ser cuanto menos alarmante, puesto que si esto sigue asi Leo debera repetir la gesta goleadora de la anterior temporada si el club quiere aspirar a mejorar los resultados del año pasado. Todo hay que decir que el gol del argentino es un auténtico golazo de falta en el último suspiro de la primera mitad pero que en parte el culpable es Casillas puesto que a mi modo de ver la barrera estaba nefastamente colocada. A todo esto la expulsión de Adriano dejaba al Barça con un hombre menos para toda la segunda parte.

Los segundos 45 minutos podriamos calificarlos de “heroicos”. Quizás hayan influido dos factores para que el Barça mejorase notoriamente en la segunda mitad. Primero que los de Tito Vilanova a pesar de estar en inferioridad numérica han vuelto ha tener el balón y lo han movido como de costumbre creando espacios que han abierto el campo y dado protagonismo a jugadores que apenas habian aparecido en la primera mitad como es el caso de Pedro, y segundo el racanismo del Real Madrid que ha vuelto a ser a pesar de su superioridad numérica un equipo encerrado que esperaba la oportunidad de salir a la contra, esto producido creo yo por la sensación que ha quedado tras irse a los vestuarios con un pírrico 2-1 habiendo sido mucho mejores que el contrario y habiendo gozado de múltiples ocasiones claras de gol. A pesar de varias oportunidades para ambos conjuntos el marcador no se ha movido ya y la Supercopa se ha quedado en Madrid.

Hay que recalcar que a pesar del bochorno sufrido en la primer parte el Barça ha luchado toda la segunda mitad hasta incluso teniendo la opción de llevarse el título en una acción de Messi en el último suspiro del encuentro en la que el argentino se ha encontrado con un balon al borde del area que no ha podido convertir en gol por unos pocos centimetros. El Bernabeu ha enmudecido pero la épica no resultó y ni el bueno de Leo que en tantas ocasiones nos ha sacado las castañas del fuego a podido rescatarnos de la derrota, no estaría mal que alguien mas tomara el mando de las situaciones críticas de vez en cuando por que Messi es d10s pero a veces hasta los dioses necesitan que les hechen una mano.

Por ultimo me gustaría destacar un par de apuntes sobre lo acontecido en el encuentro. Primero la actuación de Song que aunque yo sea algo reticente sobre su futuro rendimiento en este Barça debo decir que me ha sorprendido para bien en los minutos que ha estado sobre el terreno de juego, no ha deslumbrado pero ha hecho su trabajo correctamente, no ha cometido fallos y le ha dado consistencia al centro del campo que en esos momentos estaba bastante roto con el Barça lanzado al ataque para conseguir el empate.

Y en segundo lugar comentar que una vez mas el Barça ha estado presente en el cesped mientras el Real Madrid y su afición celebraban el levantamiento del trofeo en la tribuna del estadio, una vez entragada la copa se han retirado a los vestuarios. ¿Que hubiera ocurrido si Messi convierte en gol el último disparo del partido y la Supercopa es entregada a Xavi en vez de a Casillas? Es evidente que tanto estadio como cesped hubiera quedado desiertos pues Mourinho como otras tantas veces se hubiera encargado de coger uno por uno a sus jugadores y mandarlos a los vestuarios antes de que nadie levantase nada. Una vez mas puedo decir con la cabeza bien alta que como club el Barça tiene sus defectos como toda institución pero el echo de que nuestro comportamiento a la hora de perder sea el de felicitar al contrario y quedarnos a la entrega de trofeos seas el vencedor o el vencido me llena de orgullo, y mas aun si los que llevan años y años presumiendo de señorio por las esquinas no son capaces de hacerlo.

La batalla de la Supercopa se ha cerrado con un derrota en el cómputo global, yo mismo comentaba en la anterior entrada en el blog que esperaba y deseaba que el error de Valdés en la ida no fuera determinante pero muy a mi pesar lo ha sido. De momento el Barça ha disputado los dos últimos encuentro dejando mas dudas de las que cabía esperar pero el año es muy largo y las alegrías van y vienen, hoy hemos llorado pero espero que mañana podamos sonreir.

 

 

 

Un pensamiento sobre “VUELTA SUPERCOPA DE ESPAÑA”

  1. Hoy no voy a extenderme tanto como en mis últimas respuestas porque estoy de acuerdo casi palabra por palabra en todo lo que apuntas.
    Primera parte muy mala del Barça (aunque no tanto como el día del pasillo con Rijkaard, aquello no eran malos partidos, era de vergüenza ajena) con errores en todas la líneas, especialmente en defensa y salvada solo gracias a los aciertos de Valdés. En ataque solo una llegada con un centro chut de Iniesta al que no llegó Montoya (el gol de Messi llega de una jugada sin peligro aparente).
    En la segunda parte y pese a estar con 10 el Barça jugó como acostumbra y tuvo hasta 5 ocasiones bastante claras que pudieron cambiar la suerte del partido aunque al final el marcador no se movió.
    Sobre el estilo de juego del Real Madrid no insistiré ya que he dejado clara mi opinión al respecto en respuestas anteriores.
    Para acabar remarcar el notable debut de Song y comentar al respecto de quedarse en el campo cuando se ha perdido una final que es un gesto habitual, y no habría que darle mayor importancia por el mero hecho de que un entrenador con un concepto bastante abstracto de la deportividad no permita que sus equipos lo hagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *