12

Objetivo Triplete (2ª Parte)

12
Al igual que ocurre con el círculo de la vida, el Barça de Luis Enrique parece estar completando la circunferencia que se inició con la llegada de Pep Guardiola al banquillo del FC Barcelona. En aquella primera temporada para enmarcar, el equipo del de Santpedor creó un dibujo sobre el terreno de juego al que los azulgranas se han mantenido fieles durante las siguientes campañas. Ni Vilanova, ni Martino, ni Luis Enrique variaron un esquema de juego que tan solo se ha visto modificado en las piezas que debían desempeñarlo, siempre en función de las altas y las bajas que sufría el equipo en cada mercado estival.
El primer triplete de la historia del club llegó gracias a una delantera de ensueño. Thierry Henry, Samuel Eto’o y Leo Messi sumaron entre ellos una importante cantidad de goles que llevó al equipo a luchar por todos los títulos hasta los instantes finales de la temporada. Desde entonces han pasado por el tridente atacante barcelonista jugadores de la talla de Zlatan Ibrahimovic, David Villa, Alexis Sánchez, o el mismo Pedro Rodríguez que todavía sigue en la plantilla culé. A pesar de la calidad contrastada de todos ellos, Messi se vio obligado año tras año a aumentar paulatinamente su marca personal de goles, en compensación a una falta de aportación goleadora por parte de sus compañeros de linea. Unas cifras de escándalo que por otra parte, lograron mantener al Barça en lo más alto durante todos estos años.

13
Pero no ha sido hasta la llegada de Neymar y Luis Suárez, cuando el equipo ha vuelto a gozar de un virtuosismo atacante tan plástico que tan solo puede asemejarse al que ya en su día nos demostró el tridente de aquel triplete antológico. Con Neymar disponemos de nuevo de un extremo izquierdo que a pierna cambiada es capaz de desbordar a su lateral al más puro estilo Thierry Henry. La similitud entre Luis Suárez y Samuel Eto’o salta a la vista nada más verlos en acción, ambos irradian un apetito voraz sobre el césped solo al alcance de aquel inconformista que tras lograr el éxito más rotundo, sigue saltando al terreno de juego con la intención de dejarse el alma en él. Y por último, tras varias temporadas donde hemos visto como Leo Messi batía todos los records goleadores ejerciendo como “media punta” o “falso nueve”, este ha vuelto a sus inicios, a su querida banda derecha desde donde en su día iniciaba aquellos famosos “slaloms” en que dejaba atrás rivales como si de conos se tratara, unos “slaloms” que como pudieron comprobar todos los seguidores del Athletic Club todavía sigue realizando a día de hoy.

14
Los bilbainos no pudieron hacer nada para evitar un doblete azulgrana que parecía una realidad antes incluso de jugarse la final de copa. Los leones se dejaron la piel por la causa pero fueron domados de principio a fin por un Barça que día de hoy asusta a cualquier contrincante que ose plantarse en su camino. El estado de forma de Leo Messi es sin duda el mayor dolor de cabeza de cualquier rival culé, el argentino volvió a demostrar al mundo entero que una comparación a día de hoy con cualquier otro jugador que haya sobre la faz de la tierra resulta insultante, ante una superioridad aplastante del argentino sobre el resto de los mortales. Leo juega y hace jugar, desnivela los partidos con acciones individuales y colectivas, y como resultado del momento que vive el crack de Rosario, deja partido tras partido imágenes y jugadas para el recuerdo que logran lo que un día pareció imposible, continuar agrandando su leyenda.
Allegri y su Juventus saben perfectamente a lo que se enfrentan en menos de una semana, no obstante y a pesar de que el Barça es el máximo favorito para levantar la Champions el próximo sábado, los 90 minutos de Berlín serán sin duda un verdadera prueba de fuego para un equipo que, de superar a los italianos, dejará sin ningún tipo de argumentos a todos y cada uno sus detractores.
En Madrid ya no saben donde meterse, al lío montado con la marcha de Ancelotti y la llegada de un Rafa Benítez que despierta de todo menos ilusión, hay que sumarle exhibición tras exhibición, y título tras título, de un Barça imparable que apunta a triplete histórico.

15
De caer ante la “Juve”, el equipo barcelonista acabaría con un agrio sabor de boca una temporada para enmarcar, un disgusto que no debería empañar una celebración más que merecida por una Liga y una Copa que son el fruto al trabajo realizado en una año convulso en muchos aspectos. Si el triplete es una realidad, el próximo sábado hay que salir a la calle a gritar a los cuatro vientos, a demostrar que esto que estamos viviendo es una auténtica locura, que lo que nos ha regalado este equipo en los últimos siete años no tiene precio. Pero ojo, si la Champions se marcha para Turín, pues razón de más para agradecer a este grupo todo lo que nos ha brindado después de que muchos los diéramos por muerto, que las alegrías de nuestros rivales lleguen a través de nuestras derrotas y no producidas por sus victorias dice mucho del presente de este club, al fin y al cabo décadas atrás éramos nosotros los que debíamos sobrevivir celebrando como éxitos propios las desgracias ajenas.

Un pensamiento sobre “Objetivo Triplete (2ª Parte)”

  1. El Barça ganó la final de Copa con suficiencia y, si son capaces de mantener la concentración y no dejarse llevar por la euforia, las perspectivas de cara a la final de la Champions, Messi mediante, se presentan muy halagüeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *