POR UN PUÑADO DE EUROS

villarEste es el módico precio por el cual Bartra, Busquets, Iniesta y Pedro, se jugaron el físico en Guinea. Con Angel Maria Villar viendo el encuentro desde la zona privilegiada del Nuevo Estadio de Malabo, al mas puro estilo emperador romano disfrutando de como los gladiadores se dejan la vida en la arena por y para su diversión e interés económico, los jugadores de la selección española lograron sobrevivir a la dureza que emplearon los africanos, no sin correr peligro de acabar en un hospital guineano en mas de una ocasión.
Si alguien se ha podido tragar, que toda esta “charlotada” formaba parte de una exhausta preparación de “la roja” para el próximo mundial de Brasil 2014, es que francamente el nivel de incultura en este país roza el insulto. Mirando egoístamente por mis intereses, es decir los jugadores azulgranas, terminé de ver el encuentro mas que contento, exultante diría yo, de ver como todos ellos podían abandonar el terreno de juego por su propio pie. ¿A alguien le extrañó que los guineanos emplearan tal dureza para intentar vencer a la campeona del mundo? Francamente sencillo de imaginar como un grupo de jugadores, con un incentivo de cinco millones de euros por ganar al campeón mundial, son capaces de convertir un supuesto partido amistoso, en algo personal. Mas de uno de ellos, a falta de poder contar a sus nietos, que consiguieron vencer a “la roja”, sí que podrá detallarles con pelos y señales lo cerca que estuvo de partirle las piernas a alguno de sus componentes.
Si bien la primera parte del “safari” de la selección española por tierras africanas, se ha saldado sin que ningún jugador barcelonista deba lamentar su pleitesía al combinado nacional, el madridista Xabi Alonso no puede decir lo mismo. Con un fuerte golpe en el tobillo, el de Tolosa, abandonó el terreno de juego el sábado antes de finalizar el encuentro, y se une a la grave lesión de Kedhira (seis meses en el dique seco) como bajas provocadas por el virus FIFA. Parece que la lesión de Messi en Can Barça está siendo equilibrada en el eterno rival a base de partidos internacionales, a todo esto no me quiero imaginar lo que estaría pasando ahora mismo por mi cabeza si, por el dichoso parón de selecciones, a quien hubiéramos perdido por un largo tiempo fuera a Sergio Busquets o a cualquiera de los jugadores azulgranas que han tenido que ejercer de mono de feria para el señor Villar.
Mientras los jugadores y los clubes de fútbol no hagan frente a esta situación, este atropello perdurará por los tiempos de los tiempos, y las federaciones de todos los países continuaran viendo como sus bolsillos se llenan a costa de los bienes de los demás y con la mano de obra ajena.
Pensándolo fríamente, y a pesar que creamos que nuestra situación está afortunadament a años luz del país al que vencimos el sábado, los hechos no son tan dispares. Guinea vive sometida bajo el brazo opresor del dictador Teodoro Obiang, alguien que a buen seguro no tendrá reparo en hacer desaparecer del mapa a cualquiera que no comulgue con su ideal político del “Aqui mando yo”, y nosotros tenemos en todos y cada unos de los puestos influyentes de este a país a  gente que no le importa lo mas mínimo lo que piense el ciudadano acerca de su gestión y corruptos hasta la saciedad.
Angel Maria Villar continuará haciendo de la suyas durante muchos años, primero porque ni jugadores ni clubes se lo impedirán y segundo porque sospechosamente nadie consigue sacarlo de su cargo ni con agua hirviendo. Esta vez han caído Xabi Alonso y Khedira, la próxima vez pueden ser culés, y entonces tendremos un problema.

 

2 pensamientos sobre “POR UN PUÑADO DE EUROS”

  1. El tema de las selecciones es algo kafkiano; no hay razonamiento lógico que permita explicar lo que hacen las federaciones ni lo que consienten los clubs, pero mientras éstos no se planten las cosas solo pueden ir a peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *