Previa Cuartos de final Euroliga

11

El pasado viernes finalizó el Top 16 de la Euroliga de baloncesto con la clasificación de los equipos esperados aunque Panathinaikos a punto estuvo de quedar fuera a manos del equipo revelación de esta Euroliga, un Alba Berlin que ha sido capaz de ganar a potencias como el Barcelona, el Maccabi Tel Aviv y el propio Panathinaikos y que, de haber mostrado una mayor regularidad ante los equipos de su nivel, bien podría haber acabado entre los 8 mejores equipos de Europa.

Sin tiempo que perder, el próximo martes dan inicio las eliminatorias de cuartos de final al mejor de 5 con las siguientes eliminatorias:

Real Madrid Anadolu Efes. El equipo de Pablo Laso no debería tener demasiadas dificultades para clasificarse para “su” Final Four. El conjunto turco se ha clasificado con record negativo en el Top 16 y sus pocas esperanzas de lograr algo positivo deben centrarse en su juego interior, su mejor arma a la vez que el punto débil del Real Madrid. El pívot Nenad Krstic y el alero Stratos Perperoglou, además de los jóvenes Dario Saric y Cedi Osman tendrán que imponer su fuerza en la pintura o de lo contrario el Real Madrid, apoyado por el mejor juego exterior del continente y el factor campo no debería ir más allá de tres o cuatro partidos para superar la eliminatoria.

Fenerbahce UlkerMaccabi Tel Aviv. El conjunto entrenado por el mítico Zeljko Obradovic se presenta como uno de los conjuntos más sólidos, con una de las mejores defensas de la competición y un ataque muy versátil con la dupla exterior formada por el máximo anotador de la Euroliga, Andrew Goudelock y Bogdan Bogdanović y sus dos referentes interiores Nemanja Bjelica y Jan Vesely. Por su parte el eteno campeón israelí no parece tener tantas armas en su arsenal, especialmente en la pintura donde el mastodóntico Sofoklis Schortsanitis solo puede mostrar su clase durante escasos minutos por su particular físico lo que obliga al Maccabi a depender demasiado de su línea exterior con Devin Smith y Jeremy Pargo al frente. Sobre el papel Fenerbahce debería hacer valer su superioridad, pero el curso pasado Maccabi tampoco parecía un rival temible y al final pudo con todos.

12

CSKA Moscú Panathinaikos. La eliminatoria más desnivelada a mi entender, por encima incluso del duelo entre Real Madrid y Anadolu Efes. El conjunto ruso ha sido el que más victorias ha sumado, el máximo anotador, dispone de hasta 13 jugadores de primer nivel, tiene recursos en el interior y en el exterior,… por poner alguna pega su defensa no ha sido tan dominante como su ataque y en los últimos encuentros no se ha mostrado tan contundente; el Panathinaikos por su parte ha acabado con 5 derrotas en sus últimos 7 partidos dejando muy malas sensaciones y a punto de quedar eliminado. Su ataque, el peor de los 8 clasificados, se mueve bajo los designios de Dimitris Diamantidis apoyado en el poder interior de Esteban Batista y James Gist, pero su mejor arma es la defensa (un clásico en los equipos entrenados por Dusko Ivanovic) y el apoyo de sus fans, pero en esta ocasión difícilmente le servirá para hacer frente al CSKA que no debería de alargar la serie demasiado.

FC BarcelonaOlympiacos. En principio la eliminatoria más igualada. Los dos conjuntos se han mostrado resolutivos en su pista (solo han perdido en su cancha contra el Fenerbahce) con lo que el factor pista puede tener una relevancia mayor si cabe. Un factor clave en la serie puede ser la disponibilidad de Vassilis Spanoulis; la gran estrella griega ha estado lesionado durante las últimas semanas y habrá que ver hasta qué punto su recuperación ha sido completa. Olympiacos ha sido el equipo que menos puntos ha encajado durante el Top 16 gracias a su fuerte defensa y su juego controlado, pero por el contrario ha sido uno de los peores equipos en rebotes, principalmente por su falta de centímetros y habrá que ver cómo responden sus pívots (fuertes y muy atléticos pero cortos de estatura) con Bryant Dunston al frente ante jugadores como Ante Tomić, Tibor Pleiss o Maciej Lampe muy superiores en lo que a altura y habilidad se refiere. Si el Barça impone su juego interior y hace valer el factor cancha la serie debería caer de su lado, pero no sería buena idea confiarse contra un equipo muy compacto como Olympiacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *