Ronaldinho, el ocaso de una estrella

Cuando el 21 de Julio de 2003 el F.C.Barcelona hacia oficial el fichaje de Ronaldo de Assis Moreira también conocido como “Ronaldinho” pocos imaginabamos hasta que punto iba a ser importante la aportación de este jugador en la recuperación de un Barça que atravesaba momentos difíciles. Después de varias temporadas desastrosas con Joan Gaspart en la presidencia del club y habiendo dilapidado cientos de millones de euros en fichajes que lo único que consiguieron fue empeorar la situación, llego a la presidencia Joan Laporta, que empezó con mal pie prometiendo a la afición el fichaje del inglés David Beckam, que por aquel entonces militaba en las filas del Manchester Utd. Poco tardó el Real Madrid en presentarlo a su afición, lo cual encendió los ánimos del público azulgrana que se sintió engañado en las primeras de cambio.

El hecho de que el club blanco se hiciera con los servicios del inglés fue una de la carambolas que devolvió al Barça al estrellato, puesto que con Laporta contra las cuerdas nada mas empezar su mandato  como presidente azulgrana se vio obligado a apostar fuerte por algún fichaje que devolviera la ilusión a los cules. Y ahí es donde comienza la historia de Ronaldinho Gaucho como futbolista legendario que fue hace unos años. Por aquel entonces el brasileño despuntaba en un Paris Saint Germain en el que era la estrella, pero no dejaba de estar en una liga un tanto menor como es la francesa. Cuando se le abrieron las puertas del F.C.Barcelona comenzó una progresión tan brutal como inesperada que le llevó a ganar dos balones de oro en 2004 y 2005 respectivamente.

Su presentación como jugador azulgrana congregó a miles de seguidores que abarrotaron gran parte del Camp nou hasta el punto que fue la presentación mas multitudinaria vivida en el Barça hasta ese momento. De alguna manera daba la sensación que el seguidor culé se aferraba al fichaje de Ronaldinho como última esperanza para derrocar al equipo de ensueño que había formado Florentino Perez al frente del Madrid a golpe de talonario.

Y vaya si lo consiguió, por una parte el Madrid entrenado por Carlos Queiroz hizo una primera parte de temporada para enmarcar, pero se deshincho en la segunda. Eso lo aprovecho el Valencia para alzarse con la liga. Pero sin duda lo mejor de esa temporada fue la explosión de futbol con la que nos deleito el brasileño. Con una plantilla a su lado que dejaba mucho que desear Ronaldinho nos regalo un sinfín de veladas donde su techo parecia no tener fin. Potencia, regate, velocidad, gol y una alegría que contajiaba a propios y extraños. Sin duda para mi su mejor temporada en el Barça. Bien es cierto que el hecho de estar poco acompañado le hacia sobresalir mas de la cuenta pero es que lo que hizo el de Porto Alegre ese año fue increible  y devolvió la ilusión y las ganas de ver a su equipo a miles de aficionados que antes de su llegada esperaban el domingo con mas miedo que ganas.

Cuando Laporta vio lo que había sido capaz de hacer el astro brasileño sin practicamente ayuda durante toda la temporada decidió invertir en la siguiente campaña el presupuesto destinado a las tres siguientes, fichando a jugadores que despuntaban es sus equipos y que tenian hambre de titulos, como el camerunés Samuel Eto’o o el portugués Deco, que ayudaron en gran parte a afianzar el proyecto azulgrana.

El barça empezó a ser una máquina engrasada y todo salia a pedir de boca, en los dos años siguientes se consiguieron 2 ligas, 1 champions league y varios títulos mas de menor importancia. Tras saciar su hambre de títulos el brasileño comenzó a bajar su tono físico y dejo de ser el jugador explosivo e imprevisible que había sido. Se mantuvo en la élite gracias a las jugadas a balon parado, en las cuales era un autentico especialista. Las faltas y los penaltis le ayudaban a aparecer en las estadísticas importantes de la liga, pero la mayoría de seguidores se daban cuenta de que algo no marchaba bien.

Tras dos años en los que su rendimiento dejo mucho que desear, la llegada de Guardiola al banquillo culé sentenció la marcha de Ronnie. Fue despedido con todos los honores, había devuelto la sonrisa a muchos seguidores azulgranas y algunos de ellos aun creían que podía volver a ser el jugador que en su día fue.

El hecho de que fichase por un club como el Milan dejaba abierta la posibilidad de que el brasileño volviera a ser en parte el de antes, puesto que el club italiano es famoso por sus duros entrenamientos y el control que ejercen sobre los hábitos de sus jugadores. ¿¿Quizas  mano dura es lo que necesita?? llegué a preguntarme yo, pero rapidamente se disolvieron las dudas y se pudo apreciar como poco o nada habia cambiado en el. Su paso por Italia fue decepcionante para muchos y decició volver a su país fichando por el Flamengo.

Esta semana se ha publicado que Ronaldinho tras un paso por los tribunales ha logrado rescindir su contrato con el club carioca, de esta manera queda libre y puede fichar por el equipo que mas le convenga. La pregunta que debe hacerse es si vale la pena continuar saltando a los terrenos de juego  a mostrar su decadencia y su lastimosa forma física. Con 32 años a sus espaldas (edad en la que muchos futbolistas están en pleno auge deportivo) y varias temporadas decepcionantes espero que sepa retirarse a tiempo y escuche a los que lo admiramos como lo que fue, un autentico fuera de serie.

La reflexión que saco de todo esto es que aunque te dediques al deporte de élite y seas un superdotado en tu materia, si no eres psicologicamente fuerte como para saber que compañías te convienen o que estilo de vida es mas aconsejable para favorecer tus dotes puedes echar por tierra el don que se te ha otorgado.

Como bien dice el dicho “todo lo que sube debe bajar”, y eso es lo que le ha ocurrido  precipitadamente al astro brasileño, una subida fulgurante hacia el éxito mas rotundo y una caída en picado demostrando que para ser el mejor tienes que trabajar duro cada día. No obstante deja en nuestras retinas innumerables gestos, jugadas, asistencias y goles que ayudaran a que se le recuerde como uno de los mas grandes jugadores de las últimas décadas.

8 pensamientos sobre “Ronaldinho, el ocaso de una estrella”

  1. Una pena la de este jugador, que en su día fue un fenómeno mundial. Se demuestra que en esta vida si cojes un camino equivocado, todo tu esfuerzo y valía se te va al traste en un abrir y cerrar de ojos.

    Felicidades por la entrada!

  2. Ayer fue presentado Ronaldinho por el Atlético Mineiro en la que espero sea la última parada en la cuesta abajo que bien has descrito en la entrada. Es una verdadera lástima que alguien que hizo tanto por el Barça y por el fútbol haya acabado en una espiral de autodestrucción que le han llevado a ser una sombra del jugador impresionante que era hace poco más de cinco años. Por mi parte prefiero recordar el lado positivo de su carrera y como con su eterna sonrisa y sus jugadas de fantasía fue capaz de cambiar el solo el estado depresivo en el que se encontraba el Barça post Gaspart, pasando de ser un equipo que celebraba como un título ser cuarto en la liga a volver a la élite europea y sentando las bases del equipo histórico de Guardiola.

    1. Amen hermano!!!! Messi ha hecho que nos olvidemos en parte de Ronnie pero esos años fueron el renacer de muchos culés. Lástima que a veces algunos físicos superdotados esten acompañados de mentes tan debiles e intoxicables.

  3. Ronaldinho!!!… os acordáis del gol al Sevilla??? eso fue en la 2003? Soy Bético pero Ronaldinho es el futbolista de mis amores. Creo que Messi es un bate records y un futbolista genial pero siempre pienso…parece que nadie se acuerda del gaucho madre mía con lo espectacular que era. Levantó al barsa en aquella época sí señor. Aficionados de todas partes veíamos al barsa por aquel proyecto, gérmen de todo lo que vino después. Es una historia triste la de Ronaldinho pero espero que muchos sepan lo que significó este jugador..
    Saludos

    1. Debo decir que tienes toda la razon en cuanto al olvido en el que ha caido Ronaldino tras el desplome que ha sufrido su carrera, este futbolista me devolvio las ganas de ver a mi equipo que antes de su llegada atraveso varios años de ostracismo, consiguio que todos los aficionados al futbol y mas concretamente al Barça babearamos partido tras partido con verdaderas exhibiciones tan solo al alcance de unos pocos, pero a veces con ser un fuera de serie no basta y Ronnie ha tirado por la borda las cualidades que un dia le hicieron a mi juicio el mejor jugador del momento, asi que si juntamos la calidad de Ronaldinho y una cabeza bien amuebladad nos queda Leo Messi, para mi el mejor jugador de todos los tiempos que con cada record que bate agrande su leyenda en la cual todavia quedan muchas paginas por escribir. Saludos y MUXOOO BETIS!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *