Stevenson supera a Bika a los puntos

13
La pasada madrugada tuvo lugar en el Pepsi Coliseum de Quebec el combate por el título mundial del peso semipesado versión WBC entre el ídolo local, el zurdo canadiense de origen haitiano Adonis “Superman” Stevenson y el camerunés (aunque toda su carrera se ha desarrollado en Australia) Sakio “Scorpion” Bika.

Tras la contundente victoria de Sergei Kovalev ante Jean Pascal hace tres semanas se esperaba una respuesta a la misma altura de Adonis Stevenson pero, pese a dominar el combate desde el primer tañido de la campana, las sensaciones que dejó el campeón canadiense no fueron tan buenas como las dejadas por su futuro (esperemos que pronto) rival en la unificación de las coronas del peso semipesado.

La pelea empezó como se esperaba, con el campeón dominando el centro del ring, manteniendo la distancia con su jab de derecha mientras amenazaba con su poderosa izquierda. Bika, por su parte, trataba de acortar las distancias con el doble objetivo de poder colocar sus manos a la vez que limitar el recorrido de la izquierda de Stevenson. Los momentos de tanteo duraron hasta el segundo round cuando por primera vez el púgil canadiense fue capaz de completar un uno dos con una izquierda nítida que hizo tambalearse al boxeador africano. Desde este instante el combate se convirtió en un monólogo de Adonis Stevenson y todo parecía indicar que el final no se haría esperar demasiado, pero Bika demostró una gran resistencia y fue capaz de aguantar pese a sufrir dos caídas en el sexto y en el noveno episodio.

Bika, antiguo campeón mundial del peso super medio, nunca había sufrido una derrota por KO (pese a haber peleado con púgiles de la talla de Joe Calzaghe, Andre Ward o Lucian Bute) y en su primera incursión el peso semipesado pudo mantener su racha, en parte por su bravura y aguante pero también porque Adonis Stevenson dio la sensación en ciertos momentos de no pisar a fondo el acelerador y buscar más el espectáculo para sus aficionados con bravuconadas y movimientos de pies típicos del más grande, Muhammad Ali.

Al final, los jueces se apiadaron de Sakio Bika y las cartulinas dieron unos resultados mucho más ajustados de lo que sucedió en realidad (115-111, 116-110 y 115-110); ahora solo cabe esperar que se confirmen los rumores que aseguran que durante el próximo otoño se celebrará el ansiado combate entre Adonis Stevenson y Sergey Kovalev, posiblemente la pelea más esperada actualmente (2 de mayo aparte).

Por otra parte, en la misma velada y como antesala al combate estrella se celebró otro combate del peso semipesado que dejó unas sensaciones muy diferentes a las que dejó Adonis Stevenson; el ruso Artur Beterbiev aniquiló al ex campeón mundial Gabriel Campillo con una terrorífica derecha en el cuarto round ante la que el árbitro ni se molestó en contar y que no hace sino confirmar las expectativas que hay depositadas en el púgil ruso de 30 años (aunque solo hace dos que pasó al profesionalismo) que en sus ocho combates como profesional nunca ha pasado del cuarto asalto y ya ha destruido a dos ex campeones mundiales (Cloud y Campillo). En sus días de amateur en Rusia ya había superado a Sergey Kovalev y no parece que haya de pasar mucho tiempo hasta que Artur Beterbiev llegue al mismo nivel que su compatriota en profesionales así como al nivel de Adonis Stevenson, pudiendo convertir el peso semipesado en una de las categorías estrella en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *