¿Susto o muerte?

supercopa
El Real Madrid de Ancelotti se proclamó campeón de la Supercopa de Europa con una puesta en escena notable, ante un Sevilla que poco o nada pudo hacer para evitar la derrota. Quedó claro pues que las dudas que podía haber levantado el equipo blanco en sus partidos de pretemporada, no fueron más que una simple relajación en encuentros de “costillada”, donde lo importante es coger forma y no el resultado final. Cierto es que a primera vista este Madrid tiene muy buena pinta, no podemos calibrar el potencial del conjunto merengue por un simple partido, pero la sensación de que los blancos saben mejor que nunca a lo que juegan y de que la llegada de Kroos puede afianzar un centro del campo algo vulnerable hasta la fecha quedó latente. Además Cristiano Ronaldo ha reaparecido “on fire” después de unas largas vacaciones (mundial incluido), tan solo los laterales y un Iker Casillas que parece seguir en baja forma, parecen mejorables en un Real Madrid que supo poner las cartas sobre la mesa, el día en que sabía perfectamente que sus rivales directos estarían sentados frente al televisor.
Cierto es también que este Real Madrid es campeón de Europa y rival a batir ahora mismo en todo el continente, donde después del batacazo del Bayern de Pep en la Supercopa alemana, surgen dudas acerca de quien será el equipo que podrá plantar cara a los de Ancelotti, puesto que muchos de los grandes clubes europeos como Juventus, Milan, Inter o Manchester United no pasan por su mejor momento.
Pero a pesar del fatalismo que ha podido invadir a cierto sector de la afición azulgrana tras el buen partido de los blanco en Cardiff, hay que remarcar algunos aspectos también importantes que parecen haber olvidado los partidarios de prender fuego a los planes de Luis Enrique y escondernos debajo de la cama, hasta que pase la época triunfal del Madrid de la décima, la onceava y la doceava.

ramos
Para empezar hay que dejar claro que el mismo equipo que ha empezado de manera triunfal la campaña 2014/15, rozó la catástrofe a finales de la temporada pasada. A tan solo tres minutos de cerrar el año con una simple Copa del Rey, Sergio Ramos salió al recate de los blanco con un testarazo en un córner, que a posteriori supuso la consecución de la décima. Un detalle crucial que convirtió la vulgaridad en excelencia y que ha convertido al Real Madrid para muchos en el mejor equipo del continente. El conjunto merengue puede serlo, pero siempre en competición a todo o nada, puesto que en una Liga que premia la regularidad, el majestuoso equipo de Ancelotti no pudo terminar entre los dos primeros.

messi
A todo esto el Barça de Luis Enrique no ha demostrado nada en lo que llevamos de pretemporada, esto impacienta al aficionado azulgrana como es lógico, puesto que las dudas no se disipan en ninguna de las lineas de juego que hay sobre el terreno de juego. La portería, la defensa, el centro del campo y la delantera son un una incertidumbre a día de hoy, donde lo único que parece seguro es que los jugadores correrán más que el año pasado, lo cual por otra parte no es muy complicado. Lo que nadie debe olvidar es que hemos visto al Barça de Rafinha, Deulofeu, Munir o Adama, pero nos falta ver al equipo que jugaría unas semis de Champions, al Barça de Neymar, Messi, Iniesta, Rakitic y Luis Suárez.

cholo
Y por último y al igual que la temporada pasada nadie cuenta con el Atlético de Madrid, que vuelve a tomar el desprecio con el que le obsequia la prensa madrileña como un auténtico regalo. La tranquilidad con la que vuelve a trabajar Simeone con todos los focos puestos sobre su vecino rico, vuelve a ser una bendición para él y los suyos. El Atlético es el actual campeón de la famosa y supuesta liga de dos, flamante finalista de Champions que se quedó a 180 segundos de firmar un doblete antológico y que a pesar de ello sigue pasando desapercibido para los “flashes” de la capital que viven por y para contentar a Don Florentino.
Teniendo en cuenta todos estos factores y muchos más, el Real Madrid pinta muy bien y de hecho mereció la Supercopa de Europa en todo momento, pero esto no ha hecho más que empezar, la temporada es una carrera de fondo donde las sensaciones van variando con el paso del tiempo, de manera que no le demos más importancia de la que tiene a un buen partido de los blancos, susto sí, pero muerte nunca.

 

 

2 pensamientos sobre “¿Susto o muerte?”

  1. Como es costumbre, no estoy de acuerdo con tu punto de vista acerca del gran partido que hizo el Real Madrid en la Supercopa europea contra el Sevilla (punto de vista, por otra parte, mayoritario con lo que el que probablemente esté equivocado sea yo). No me pareció que el Madrid hiciera un partido mejor que cualquiera de los que jugó la temporada pasada sin ir más lejos; se limitó a controlar el juego sin alardes ante un Sevilla que le cedió el balón, pero el peligro que creó volvió a ser a la contra mayoritariamente (en especial la jugada del primer gol y otra previa casi idéntica) y el gol recien iniciada la segunda mitad permitió al Madrid controlar de manera plácida el resto del partido.
    A mi modo de ver ni de este choque ni de ningún otro de pretemporada se pueden extraer demasiadas conclusiones ya que la puesta a punto de los equipos será gradual y en ciertos casos (el Barça por ejemplo tiene un calendario bastante asequible en sus 10 primeros choques) se mantendrá en los primeros duelos oficiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *