Top 16 Euroliga: Análisis primera vuelta

Foto: Plusmarca.com

El pasado viernes se cerró la primera fase del Top 16 de la Euroliga y en ambos grupos se está manteniendo una cierta lógica (salvo alguna excepción) y los favoritos van tomando posiciones de cara a los cruces de cuartos de final que darán acceso a la Final Four que se celebrará dentro de tres meses en Madrid.

En el grupo E la diferencia de nivel entres sus componentes quedó clara desde el principio y los cuatro favoritos para pasar el corte ocupan las posiciones de privilegio, aunque quizás no se esperaba el orden actual.
El Real Madrid parece haber superado el mal momento sufrido a finales de año y, no solo lidera el grupo, sino que, gracias a sus abultadas victorias ante Panathinaikos y Barcelona que pueden ser claves en un hipotético average, es el claro favorito para acabar en el primer puesto. El juego del Madrid no es tan espectacular como lo fue durante la temporada pasada, pero se está mostrando muy fiable en el Top 16 y de no cometer algún error inesperado debería mantener su privilegiada posición hasta el final.

Panathinaikos, pese a su irregular primera fase y ser, a priori, el peor de los cuatro favoritos de este grupo, ocupa la segunda plaza aunque para ello no haya hecho nada extraordinario; ha ganado los partidos que se esperaba y ha perdido los dos que se esperaba ( en las pista de Barcelona y Madrid). En la segunda vuelta solo debe ir a una pista difícil (Maccabi Tel Aviv) y si es capaz de mantener el nivel podría llegar a conseguir el factor pista en los cruces.

El actual campeón, Maccabi Tel Aviv, parecía llevar bien encarrilada su andadura por el Top 16, pero en la última jornada cayó de manera sorprendente en casa ante el Alba Berlín y este tropiezo puede ser definitivo de cara a caer a la cuarta plaza del grupo a no ser que logre alguna victoria en Madrid o Barcelona.

El Barcelona, a priori favorito tras su gran primera fase, ha sufrido dos reveses importantes con sus derrotas en Berlín y Madrid que le van a hacer ir a remolque el resto del Top 16. De todos modos, una vez recuperados los lesionados y teniendo en cuenta la fiabilidad mostrada en el Palau si el Barça es capaz de ganar en Atenas al Panathinaikos el factor campo en los cruces debería estar de su lado, de no lograrlo el duelo de cuartos se complicaría sobremanera.

Foto: Encestando.es

 

De los otros cuatro equipos de este grupo, Alba Berlín, Galatasaray, Zalgiris Kaunas y Estrella Roja cabría destacar al conjunto alemán, que en esta primea vuelta ha logrado vencer a Barcelona y Maccabi, pero su irregularidad contra los equipos de su nivel supone que no esté en la lucha por llegar a cuartos. Del Galatasaray quizás podría esperarse algo más, pero los problemas económicos han acabado de sentenciar a los turcos, mientras que Zalgiris y Estrella Roja son los equipos más débiles del grupo y sus resultados no han hecho sino confirmar las expectativas; por los serbios cabe destacar al gigante Boban Marjanovic, uno de los jugadores mejor valorados de la competición y seguido por todos los grandes europeos.
El grupo F se presentaba más igualado que el E y hay más equipos metidos en la lucha por llegar a cuartos de final.

El CSKA de Moscú se presentaba a inicios de temporada como el principal favorito para lograr la Euroliga y a fe que lo está demostrando; solo ha perdido un encuentro de los 17 disputados y salvo sorpresa mayúscula el primer puesto del grupo será para los rusos liderados por Teodosic y De Colo.
El Olimpiacos se está mostrando muy sólido (único equipo que ha derrotado al CSKA) y mantiene el estilo con el que Georgios Bartzokas les llevó a la conquista del título hace dos temporadas. Pese a la marcha de Bartzokas, el juego de los griegos no se ha resentido y de la mano de Spanoulis deberían asegurar la segunda plaza del grupo y serán un claro contendiente al título.

El Fenerbahce Ulker está en la posición esperada; pese a reforzarse mucho este pasado verano y a contar con el liderazgo del gran Zeljko Obradovic en el banquillo no parece que puedan superar a gigantes como Olimpiacos y CSKA y habrá que ver sus prestaciones si, como parece, deben jugar la eliminatoria de cuartos con el factor campo en contra.

El Anadolu Efes deberá defender la cuarta posición que ocupa en la actualidad y para lograrlo tendrá que mostrarse más regular de lo que ha venido siendo hasta ahora; su balance en Euroliga es de 10-7 y tan pronto ha sido capaz de batir a equipos como Real Madrid o Olimpiacos como de perder ante conjuntos evidentemente más débiles.

Del resto de equipos de este grupo, tanto Laboral Kutxa como Nizhny Novgorod podrían aspirar a lograr la cuarta plaza dada la irregularidad del Anadolu Efes, pero su nivel está por debajo del conjunto turco y sería una sorpresa que lo lograran. El Emporio Armani Milán es el equipo más flojo del grupo y no se espera una reacción en la segunda vuelta del Top 16. Capítulo aparte merece Unicaja de Málaga; del líder de la liga española se esperaba incluso que pudiera luchar por la segunda plaza con Olimpiacos, pero la errática dinámica del conjunto andaluz, con varias derrotas en partidos ajustados, le ha llevado a cerrar la primera vuelta del Top 16 prácticamente sin opciones de alcanzar la siguiente fase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *