Un empate y tres vencedores

xaviFinalmente, y contra todo pronóstico, el duelo entre los dos mejores equipos de la Liga BBVA, ha terminado en un empate sin goles. Si bien ambos conjuntos han buscado la portería contraria, la lejanía de los momentos clave de este campeonato, ha provocado una cordura defensiva durante todo el encuentro, que ha evitado cualquier temerosidad por parte de ambos en busca de la victoria. Las tablas que se han firmado en el Vicente Calderón, dejan tras de sí, a tres entidades satisfechas con el resultado. El Atlético de Madrid, ha llevado el ritmo del partido durante algunas fases, ha tuteado a todo un Barcelona, y ha demostrado ser merecedor,  del título de aspirante a esta Liga. El Barça ha sacado del armario el mono de trabajo, ha sabido sufrir y frenar a un equipo imparable en su estadio, y todo eso sin Messi ni Neymar en condiciones de disputar los noventa minutos, demostrando que además de la plasticidad y vistosidad en su juego, el trabajo defensivo diario donde se moldea un equipo campeón, también tiene su fruto. Y por último el Real Madrid, tumbado en su butaca, ha disfrutado como un niño, viendo como dos de sus rivales directos se peleaban durante noventa minutos, para al final acabar favoreciendo a un tercero. En resumen, y a falta por supuesto de que los hombres de Ancelotti, sean capaces de ganar en Cornella- El Prat, que ya es mucho decir, el partido entre Atlético de Madrid y Barça no deja ningún cadáver, sino todo lo contrario, resucita para la causa al que esperaba paciente, a que alguno de los los conjuntos imparables de esta competición, incara la rodilla por arte de magia. Lo que por supuesto nunca sabremos, es lo que hubiera ocurrido si tanto rojiblancos como azulgrana hubieran llegado al choque con todos sus hombres disponibles, puesto que como es evidente y lógico al mismo tiempo, los hombres del “Tata” Martino, han vivido sus mejores momentos con Neymar y Messi sobre el césped. Pero aquí lo que prevalece es que los espectadores que han asistido hoy al estadio colchonero, se han marchado a sus casas orgullosos de sus hombres, el Barça se vuelve a Barcelona como líder de la competición, dejando atrás la visita a un campo muy complicado sin Messi en plenas condiciones, y los merengues, si vencen al Espanyol, volverán a depender de si mismos para poder levantar el título de Liga, así que todos contentos.

La defensa se impuso al ataque

defensaTodos aquellos que tildaron el partido entre At.Madrid y Barça de final, se han llevado un chasco al ver como a pesar de intentar inaugurar el marcador, ambos conjuntos han tomado precauciones defensivas extremas durante todo el encuentro. Sabedores de la importancia de no perder este partido, tanto Simeone como Martino han sido precavidos a la hora de atacar con todos sus efectivos, dejando siempre la retaguardia bien protegida ante los posibles robos de balón del rival. Si bien Dani Alves y Jordi Alba se convierten a menudo en dos piezas atacantes mas, esta noche sus incorporaciones al ataque han sido comedidas, prevaleciendo siempre la cautela a la hora de dejar huecos a las espaldas de la defensa. En los rojiblancos tres cuartos de lo mismo, si bien su juego es mucho mas directo que el del FC Barcelona, las precauciones defensivas que ha tomado hoy Simeone, nos han privado de ver en el área rival a jugadores que suelen rondarla con peligro, evidenciando que para ambos técnicos, en el encuentro de hoy estaban en juego mucho mas que tres puntos.

Aplicados en el juego aéreo

messiUno de los dolores de cabeza del técnico azulgrana, es sin duda poner fin a los problemas que arrastra el equipo a la hora de defender los saques de esquina y las faltas laterales. Para todo aficionado culé, suponía un problema imaginar a Godín, Miranda, Thiago o Diego Costa intentando rematar un balón ante la poca o nula efectividad defensiva que vienen demostrando los hombres de Martino a la hora de defender los balones aéreos. Pues para sorpresa de muchos, hoy los jugadores azulgranas han sido un auténtico seguro de vida por alto, con varios corners y faltas laterales en contra, la defensa culé se ha mostrado sólida en este tipo de jugadas, desbaratando uno de los puntos fuertes del conjunto rojiblanco. No solo Piqué por su altura, también Busquets, Mascherano y el resto de jugadores inmersos en la melé formada en las jugadas a balón parado, han sabido deshacer el peligro de manera magistral, algo fundamental sin duda a la hora de poder volver a Barcelona con el liderato bajo el brazo.

La reflexión

Es cierto, ha terminado el partido y no estaba satisfecho. Pero con el paso de los minutos, he sido capaz de comprender, que no salir derrotado hoy del Vicente Calderón era vital para alcanzar el éxito, ya no solo en la Liga, sino también en todas las demás competiciones. Hoy el Barça de la “messidependencia” ha dado otro paso hacia la mayoría de edad, frenando al mejor Atlético de Madrid de las últimas décadas sin dos de sus jugadores franquicia en un estado óptimo. Hoy el resto de la plantilla ha obtenido la prueba definitiva para autoconvencerse de que sin Leo, evidentemente no son una apisonadora futbolística, pero sí perfectamente capaces de plantar cara a cualquier equipo de nivel, ganando unos puntos de confianza de quizás a la postre puedan resultar vitales para el devenir de la temporada.

 

 

Un pensamiento sobre “Un empate y tres vencedores”

  1. Buen análisis. El empate no dejódescontento a nadie pero creo que es un mejor resultado para el Barça, ya que lo ha conseguido a domicilio y sin sus mejores argumentos ofensivos de inicio.
    He echado de menos una mención a la sibilina actuación de Mateu Lahoz…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *