VICTORIA EPICA EN EL CAMP NOU

Partido realmente agónico el que nos han brindado Barça y Celtic esta noche, con los azulgranas cada vez mas ansiosos conforme pasaban los minutos y los escoceses agazapados en su área esperando robar algún balón para salir a la contra con algo de peligro, así se nos ha pasado un encuentro que ni mucho menos preveíamos con tal dificultad para los de Tito Vilanova, que han vuelto a demostrar que este año no podremos disfrutar de un partido plácido de ninguna de las maneras. La visita del Celtic hoy era la ocasión perfecta para arrancar de cuajo todas las inquietudes futbolísticas que pudiera despertarnos el equipo, pero mas bien ha servido para lo contrario. Bajo mi punto de vista, y a pesar de que era un partido de Champions, el aficionado hoy esperaba una de esas goleadas con la que nos deleitaba el equipo cuando Guardiola llevaba el timón, esos encuentros que en el descanso ya estaban mas que sentenciados, y que quizás durante todo este tiempo hemos tomado como algo normal incluso en algún momento como algo monótono y que ahora de repente empezamos a añorar terriblemente. Porque si bien los azulgranas han conseguido vencer una vez mas con el sufrimiento por bandera, esta vez incluso agonizando, el juego que desplega el Barça continua siendo realmente lento y previsible para una defensa poblada y retrasada al borde del área como la que presentaban los hombre de Neil Lennon, que todo hay que decirlo han causado una buena impresión haciendo un partido mas que correcto defensivamente hablando y obligando al Barça a pelear hasta el último segundo para llevarse la victoria.

Viendo lo que ha ocurrido sobre el cesped destacaría un problema que empieza a ser alarmante, y que no es otro que los goles que encajamos de manera tonta y que a menudo nos supone tener que ejercer un esfuerzo extra para ganar partidos que quizás de no ser por esos errores serían muchos mas placidos y sencillos. Para un equipo limitado técnicamente y que se sabe inferior como es el caso del Celtic de Glasgow regalarle un gol como el que han marcado a medias entre Samaras que ha peinado el balón y Mascherano que ha sido el que ha terminado mandando el balón al fondo de la red supone un auténtico extra ya que si bien su defensa ya de por si iba a ser numerosa con el 0-0 pues razón de mas para cerrar filas y estrechar espacios con un gran tesoro que defender como es un 0-1 en el Camp Nou. Y si a eso le añadimos un dia de los “menos buenos” de Messi, (por que Leo no tiene días malos) pues nos encontramos con que remontar ese resultado se convierte en una pared difícil de escalar. Además la táctica que utiliza Vilanova de utilizar dos extremos muy abiertos pero que jamas encaran a su par como era el caso hoy de Pedro y Alexis no ayuda puesto que el balón rota de izquierda a derecha y al revés bordeando el área buscando espacios minúsculos por donde pueda actuar Messi ya sea penetrando en la defensa o lanzando pases para los que lleguen de la segunda linea, algo que el rival sabe muy bien y que acaba siendo misión imposible. Mientras los fichajes en la delantera no vayan encaminados hacia el desborde y el regate este será el pan de cada día, ya que si quitamos a Leo e Iniesta practicamente nadie es capaz de marcharse de un uno contra uno. Preocupante.

Por supuesto también hay que resaltar lo positivo como la garra que han mostrado los azulgranas y la mas que notable cualidad que ha adquirido ultimamente el equipo de no rendirse en ningún momento, a pesar de no estar afortunados en cuanto al despliegue del juego al que nos tienen acostumbrados en ningún momento han bajado los brazos y al final el esfuerzo ha dado su fruto, algo que sin duda animará a la plantilla a seguir dándolo todo en los próximos encuentros. También tengo que mostrar mi enfado por los escasos diez minutos de los que ha dispuesto el “guaje” sobre el terreno de juego y que le han bastado al asturiano para crear mas peligro del que había creado Alexis durante todo el encuentro, quizás si hoy el primer cambio en ingresar en el cesped hubiera sido David Villa no hubiéramos tenido que sufrir agónicamente hasta el descuento para celebrar la victoria. Alexis tiene sus virtudes pero bajo mi humilde opinión un delantero que juega en el mejor equipo del mundo tiene que meter goles, y ahí Villa tiene la batalla ganada por goleada, nunca mejor dicho.

EL PARTIDO

Que hoy el Barça iba a tener una posesión de escándalo no era ningún secreto, controlando el juego en todo momento parecía que la llegada de los goles era cuestión de tiempo, y así ha sido solo que no en la portería que todos esperábamos.El calvario ha empezado con una falta lateral cometida por Alexis que ha permitido al Celtic gozar de una jugada a balón parado de las que son auténticos especialistas. Y si a eso le sumamos lo bien que se nos da últimamente marcarnos goles en propia puerta pues no hay nada mas que decir.

Tras lanzarse la falta el balón lo ha peinado  el griego Samaras y tras tocar en Mascherano se ha introducido en la portería de Valdés que atónito volvía a ver como el contrario sin realizar ningún chute a puerta volvía a batirlo. Y con el marcador en contra a comenzado la ofensiva que ha durado todo el partido en la que a base de toque y toque poco a poco han ido apareciendo ocasiones mas por el echo de rondar el área rival tanto tiempo que por el acierto o finura de los directores de orquesta culés. Una de las claves del final feliz de la historia ha sido empatar justo antes de finalizar los primeros 45 minutos. Una combinación magistral entre Messi, Xavi e Iniesta terminó con el disparo de este último que batió a Foster por bajo y devolvió a la grada el aliento suficiente para encarar la segunda mitad con ánimos renovados.

 Y tras empujar toda la segunda parte con una paciencia admirable y con algún susto a la contra de los escoceses llegó la recompensa. Cuando Vilanova había efectuado todos los cambios poniendo todo su arsenal atacante sobre el campo fue Jordi Alba con el tiempo cumplido y con aires de las famosas noches mágicas del Camp Nou el que batió al guardameta del Celtic a centro de Adriano. El hospitalense se ha destapado como goleador en los últimos partidos sumándose al ataque como su compañero de posición en la otra banda Dani Alves, y eso le hace sumar enteros de cara a futuras titularidades en partidos importantes donde este en juego el devenir de la temporada. En fin un final no apto para cardiacos que ha hecho justicia a lo visto sobre el terreno de juego, y que a buen seguro a dejado contentos a muchos aficionados, ahora bien estos finales con victoria épica están muy bien pero de vez en cuando, no cada fin de semana.

Con esta trabajada victoria el Barça deja practicamente encarrilada su clasificación para octavos de final de esta competición algo que quita presión a la plantilla y que permite poder afrontar los próximos compromisos ligueros con la tranquilidad de tener parte del trabajo hecho en Champions. En breve comenzará la competición donde defendemos título esta temporada, la Copa del Rey, donde en la primera ronda debemos enfrentarnos al Alavés, rival de 2ªb y que no debería causarnos estragos, aunque visto lo visto y sabiendo como le cuesta al equipo vencer holgadamente esta temporada quien sabe si también tendremos que pedir la hora. De momento hay que pensar en el Rayo Vallecano, en la victoria, y en que si tenemos que recibir algún gol no estaría de mas que nos lo marcara el rival, mas que nada para variar un poco. Nos vemos en Vallecas.

Un pensamiento sobre “VICTORIA EPICA EN EL CAMP NOU”

  1. Poco que añadir a la valoración que has hecho del duelo contra el Celtic de Glasgow, que como era de esperar se ha encerrado en su área, aunque no han abusado del juego duro como hizo el Benfica en el último partido de champions, y ha tratado de hacer valer su afortunado tanto inicial. Es cierto que el Barça está recibiendo más goles de los esperados, pero también lo es que no concede demasiadas ocasiones al rival, con lo que cabe esperar una vuelta a la normalidad en este aspecto en poco tiempo. Es cierto que el Barça no estuvo tan fino como se esperaba, pero el hecho de cerrar un partido con un gol de un lateral en el área pequeña a centro del otro lateral desde el pico del área grande dice mucho de la propuesta del Barça, y mientras no se recupere la chispa en ataque y los lesionados en defensa quizás el equipo no pueda desarrollar todo su potencial, pero mientras tanto los resultados no pueden ser mejores.
    A nivel individual notable partido de Bartra que ha dejado claro que se puede contar con él como central sin necesidad de inventos como Song o Adriano y mal partido de Alexis del que solo cabe esperar que este pasando por un mal momento, porque de lo contrario habría que empezar a valorar lo acertado de su fichaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *