VUELVE LA CHAMPIONS

Con el Chelsea de Di Mateo como defensor del titulo conseguido el año pasado la Champions League 2012-2013 ha dado el pistoletazo de salida. En esta edición volvemos a contar con equipos de renombre que no habían estado presentes en las últimas ediciones como es el caso del campeón italiano, la Juventus de Turín, y de algún equipo que participa por primera vez como el Nordsjaelland danés. Esta competición nos concede el privilegio de poder disfrutar de enfrentamientos entre los que se supone son los mejores equipos del continente, y el ganador es coronado como mejor equipo de europa, por lo cual se puede considerar como el título mas imporante que se puede conseguir hoy en dia a nivel de clubes.

En esta primera jornada además del encuentro del Barça frente al Spartak de Moscú llamaba poderosamente la atención el enfrentamiento del Real Madrid ante un Manchester City plagado de estrellas que llegaba al choque con la intención de hacer saltar por los aires el polvorín que se había montado en el club blanco tras los últimos resultados cosechados en liga. Los ingleses no lo consiguieron pero anduvieron cerca.

El duelo Madrid-City prometía ser un espectáculo hasta que estos dos señores decidieron cargárselo con sus respectivas alineaciones y planteamientos tácticos, comparando la plantillla de la que disponen cada uno de ellos con el futbol que ofrecieron a millones de espectadores el pasado martes dan ganas de no volver a ver ningún partido de fútbol en el que participen. Sabemos que Florentino Pérez hace tiempo que ha dejado de lado las florituras para dar paso al resultadismo puro y duro de Mourinho pero el jeque Sulaiman Al Fahim propietario del Manchester City no creo que se sienta precisamente satisfecho al llevar gastados cientos de millones de euros para configurar un equipo de ensueño para que luego el señor Mancini llegue al Bernabeu y plante el autocar delante de la portería. Claro está que su compañero de profesión y de racanismo Jose Mourinho no iba a ser menos y plantearía un medio del campo donde todo el mundo era capaz de destruir juego pero nadie era capaz de hilvanar una jugada con cara y ojos, en fin una pena para los que nos gusta ver como la pelota rueda por el suelo y no coger tortícolis de tanto mirar al aire por los pelotazos enviados desde la defensa hasta la delantera.

Y aparte del poco fútbol que pudimos ver pues destacar la efectividad de los ingleses que sacaron provecho de las poquísimas ocasiones de las que dispusieron, el gran estado de forma de Toure Yaya jugador que siempre echaré de menos en las alineaciones del Barça y la garra del R.Madrid que remontó un resultado adverso en dos ocasiones y supo sufrir para alzarse con la victoria en el descuento con la famosa heroica por bandera que tantas veces he escuchado y sufrido en mis propias carnes como seguidor contrario del equipo blanco. Al final 3-2 para los de Mourinho y tres puntos que alivian un poco la situación en la que se encontraban los merengues, aunque a juzgar por como consiguieron la victoria si yo fuera uno de ellos no estaría muy tranquilo pues no demostraron una mejora en su juego si no la casta y el apremio del que siempre tiran en caso de falta de ideas.

Cambiando radicalmente de tercio y centrándome en el partido del Barça decir que nos ha costado un mundo doblegar al Spartak de Moscú de Unai Emery, un entrenador que en diversas ocasiones nos ha puesto las cosas difíciles con el Valencia y que hoy ha vuelto a ser un hueso duro de roer para los de Tito Vilanova. Sabemos que el Barça es netamente superior al equipo moscovita pero en una competición como la Champions si no tienes una buena noche cualquiera te puede complicar la vida, y esto es lo que ha ocurrido hoy en el Camp Nou. Desacierto cara a puerta, poca claridad de ideas con el balón, lentitud en los pases y pasividad defensiva que además de otros factores han provocado que el equipo ruso llegara a creerse que hoy podía volverse a casa con una victoria histórica en Barcelona. De hecho si no hubiera sido por el oficio del que hace gala ultimamente el equipo hoy no se hubiera conseguido el triunfo. Bajo mi humilde opinión el gol de Tello que siginificaba el 1-0 ha relajado al equipo de tal forma que a partir de entonces no se ha creado practicamente ninguna ocasión de gol. Tras un contragolpe ruso que ha acabado con un autogol de Alves y una jugada bien hilvanada por los de Emery en el segundo tiempo que colocaba el 1-2 en el marcador ha empezado a cundir el pánico en el estadio.

 Una vez mas y casi como de costumbre cuando peor estaban las cosas ha vuelto a aparecer Leo Messi para culminar primero una fantástica jugada de Tello y rematar de cabeza después un centro medido de Alexis para volver a colocar las cosas en su sitio. El marcador no se ha vuelto a mover y hemos podido respirar tranquilos tras una segunda parte que hacía presagiar lo peor. El Barça de hoy ha vuelto ha mostrar la cara que nos mostró en Pamplona o ante el Valencia en el Camp Nou, un Barça sin ideas y sin confianza, lo que me preocupa, por el hecho de que no siempre el tirar de oficio o de Messi nos surgirá efecto. Es bueno no jugar bien y sacar los partidos adelante pero este Barça tiene que empezar a parecerse al que nos ha hecho vibrar en los tres primeros años de Guardiola pero de momento hay varios partidos en los que se asemeja mas al de año pasado, al Barça que se mostraba apático y poco motivado en ciertos partidos.

Para finalizar me gustaría comentar tres puntos:

Primero la lesión de Pique, que junto con la Puyol deja al equipo sin centrales natos, Mascherano sabemos que puede suplir perfectamente esa posición pero no es su posición natural. No sabemos cual sera el periodo de baja del barcelonés pero faltan poco mas de dos semanas para  un clásico que de ganarlo podría ser casi definitivo de cara a dejar al Madrid medio enterrado en la liga y presentarse a la cita con inventos de la Coca-cola no es quizás la mejor forma de afrontar el partido con garantías de éxito. Ya se comentó en verano que una de las posiciones a reforzar de cara al mercado estival era la de central, pero al final no ha venido nadie y ahora nos toca arrimarnos los machos.

En segundo lugar reiterar la falta de ideas en ataque que el equipo viene demostrando en los últimos partidos. Es realmente frustrante y a mi modo de ver algo triste que por detras de Messi el mejor encarador que tengamos sea Christian Tello. En una delantera como la del Barça creo que debería haber jugadores que fueran capaces de fabricarse una jugada ellos solos, pero aparte de Leo nadie es capaz de dejar atras dos defensas seguidos, una auténtica pena que en cuestión de fichajes los tiros vayan siempre por otro lado.

Y por último volver a lamentar la actuación de Cesc que después de haber desempeñado un importante papel en la victoria en Getafe que parecía poder volver a aportarle confianza en su juego ha vuelto ha parecerse al jugador que venia decepcionándonos hace ya un tiempo. Si bien es cierto que hoy pocos jugadores han estado a un buen nivel el escaso rendimiento que esta aportando el de Arenys hace que se le mire con lupa de manera que sus errores se aprecian con mayor claridad.

Tanto Madrid como Barça han solucionado sus compromisos con victorias sufridas y pueden pasar página hasta la siguiente jornada de Champions, pero ahora vuelve la Liga y este fin de semana si el Barça gana su partido dormirá a once puntos de los blancos, algo que ni Mourinho ni Florentino podian imaginar a principio de temporada, dicen que las desgracias nunca vienen solas y tras la derrota en Sevilla los blancos visitan Vallecas, veremos que ocurre.

Un pensamiento sobre “VUELVE LA CHAMPIONS”

  1. Como bien dices vuelve la champions y el método Di Matteo parece ser que se extiende por los banquillos como el más adecuado para ganar el torneo. No podría estar más de acuerdo en los comentarios que has hecho sobre Mourinho y Mancini, técnicos que no deberían entrenar equipos de tan alto nivel con unos planteamientos tan defensivos.
    En lo referente al Barça, mal partido de los azulgranas que han salvado el primer obstáculo de su andadura en la champions con más dificultades de las previstas, en parte por el habitual buen planteamiento de Emery contra el Barça, en parte por la “calma” con la que el equipo se toma determinados partidos (algo similar pasó en el campo del Osasuna) y que puede acabar costando un disgusto.
    Estoy de acuerdo con la valoración que haces de Messi , Tello o Cesc, pero me gustaría apuntar que el tema de las lesiones puede ser tomado como atenuante para entender los altibajos que el Barça está mostrando en su juego ( por suerte los resultados no varían). La defensaha sufrido lesiones de mayor o menor importancia en todos los teóricos titulares; el centro del campo ha sufrido la baja de Iniesta y la reaparición de un Tiago que debe ir cogiendo el tono poco a poco de la misma manera que debe hacerlo un puntal del ataque como Villa. Si las lesiones dejan de afectar al equipo durante unas semanas es posible que la maquinaria pueda engrasarse correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *